25 de October de 2012 00:03

Salir del país para jugar pesea una orden legal es un delito

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Por segunda vez en menos de tres meses, el defensa José Luis Perlaza viajó por tierra para esquivar los controles migratorios aéreos y jugar con Barcelona, pese a la prohibición de salida del país establecida en su contra, por un litigio con Eduardo Granizo, ex presidente de Olmedo.

La primera vez que eludió los controles fue el 28 de agosto, cuando el cuadro torero se enfrentó con Cobreloa, en Calama (Chile), por la Copa Sudamericana. Ahí, el jugador se adelantó a la delegación por vía terrestre a Perú. Allí, esperó al grupo para viajar a Chile. La noche del lunes hizo algo similar para estar en el equipo titular ante Gremio de Brasil: viajó por bus hasta Lima y luego se encontró con el resto del plantel para desplazarse a Porto Alegre.

No es el único caso. En esta misma Copa Sudamericana, Geovanny Espinosa, defensa del Deportivo Quito, realizó un operativo similar para estar en el partido de su equipo ante el Aurora de Bolivia. Él mantiene una prohibición de salida del país por un juicio de coactiva impuesto por el SRI por USD 52 512, 86.

El hecho ocurrió el 18 de septiembre. Al día siguiente, cuando la ‘Sombra’ regresó al país fue detenido en el Aeropuerto. El proceso está en manos de la Fiscalía.

Hoy el Deportivo Quito juega con el Tigre en Argentina y en el Servicio de Rentas están pendientes de una posible aparición del ex seleccionado ecuatoriano en la cancha. Si esto sucede, su situación legal se complicaría más.

Según el penalista Ramiro Román, las acciones de Perlaza y de Espinosa entran en el delito del desacato contemplado en el Código Penal. Esta figura legal sanciona a las personas que hacen caso omiso de la orden impartida por una autoridad. Según Román, en el país, en esta falta no solo incurren los futbolistas.

“Durante la crisis bancaria y en los últimos casos denunciados como el caso Cofiec, los involucrados han salido del país, evadiendo los controles”.

El penalista dice que las autoridades pueden actuar de oficio en el caso Perlaza. “Si hay una disposición que impedía su salida y el jugador lo hizo, cometió un delito flagrante y puede ser detenido”.

Perlaza mantiene un litigio con Granizo por sus derechos deportivos. El monto de la demanda alcanza los USD 315 000 y el caso se ventila en la Corte de Pichincha. Granizo le explicó ayer a este Diario que al salir del mando del equipo, dejó el caso en manos de los actuales dirigentes. Sin embargo, el pasado lunes, recibió una notificación en la que se le informó que hay un acuerdo extrajudicial entre la directiva y el jugador. Este hecho fue confirmado por Luis Aimacaña, el actual presidente del club. “Hay un acuerdo con Perlaza. Asumo que viajó por tierra, porque la Justicia siempre se demora en notificar”.

Las prohibiciones de salida del país, según explica Antonio Rodríguez, también se dan por temas como el impago de pensiones alimenticias o líos con Rentas. En el caso del SRI, además de Espinosa, Jehovani Ibarra, Iván Hurtado y Alfonso Obregón no pueden salir del país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)