17 de May de 2011 03:09

Salas nos hizo el partido solito: Mario Saralegui

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Franklin Salas apareció en dos jugadas puntuales y bastó para que el Imbabura derrotara 2-1 a El Nacional, el sábado 14 de mayo, en el estadio Atahualpa.

En la primera, el ex delantero de Liga de Quito recibió el balón fuera del área grande de un saque del golero Johvanni Ibarra, bajó el esférico, giró y remató rasante para vencer a Bonard García (28’).

En la segunda, tras otro pase largo, dominó el esférico con sutileza dentro del área, esperó lo suficiente para que Daniel Angulo llegara al área chica y lo habilitó. Así, el volante 10 que ingresó minutos antes puso el gol del triunfo en el tiempo adicional (90+2’).

“Salas es un jugador de enormes condiciones. Él solito nos hizo el partido”, admitió el DT de El Nacional, el uruguayo Mario Saralegui, en la rueda de prensa. “Con dos jugadas puntuales nos liquidó”, agregó.

Desde que debutó en el Imbabura, por la cuarta fecha del torneo, el ‘Mago’, como es conocido Salas, se convirtió en un jugador determinante en el club. En 14 fechas ha convertido nueve tantos y es el tercer goleador del campeonato, detrás del argentino Maximiliano Bevacqua (14) y del local Narciso Mina (10).

“Salas tiene la libertad para moverse por todo el frente de ataque. Es el único jugador que no está sujeto en el esquema, por su inventiva”, explicó el estratega imbabureño Eduardo Granda.

El gol del descuento de El Nacional, que marcó el juvenil Renato Ibarra (minuto 73), fue solo un espejismo. Los criollos controlaron el balón, pero carecieron de puntería frente al arco rival. Los hinchas se ilusionaron con la remontada, pero, en realidad, el equipo de Saralegui jamás tuvo la serenidad que sí mostró el rival.

Imbabura, con un jugador menos por la expulsión del paraguayo Mario León (51’), acertó en defenderse con el balón. Otros adversarios, por lo general, se limitan solo a despejar los centros. Pero los pupilos de Granda fueron serenos. Salas fue el principal intérprete de esta táctica.

Cuando el balón llegó a sus pies, lo mantuvo hasta que se lo arrebataran los defensores rojos. Así, a momentos pareció individualista, porque Orlindo Ayoví pidió un pase constantemente, pero el ‘Mago’ retuvo siempre el esférico.

“Salas es un gran jugador, pero no es el único que juega en el Imbabura”, anticipó el meta García, pero al final se equivocó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)