16 de January de 2014 11:02

Rueda pierde el sueño por 5 problemas graves de la Tricolor

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El entrenador de la Tricolor la está pasando mal. En estos primeros 15 días del año Reinaldo Rueda ha recibido malas noticias y los augurios para el Mundial no son buenos. Estos son los 5 inconvenientes más notables en esta fase de preparación de Ecuador para el Mundial:

1. Felipe Caicedo

El delantero estelar de la Tricolor, el más potente y corpulento, el único re-moldeado en las fraguas de la Vieja Europa, está entrando rápidamente a la decadencia anticipada. Sin espacio en Rusia, sin títulos en su palmarés que lo hagan atractivo para el mercado, sin mucho para mostrar, ha tenido que rebajarse a jugar en el mediocre ambiente de los Emiratos Árabes Unidos, potencia futbolística de segundo orden del Golfo. Ganará minutos pero perderá roce, aunque quizás eso mismo sea lo mejor: que al menos roce con la mediocridad en lugar de quedarse en el banco, rumiando la desazón. Rueda deberá trabajar en los psicológico con un divo que se cae a pedazos. ¿Hay esperanza? Claro: Carlos Tenorio brilló en Alemania 2006 y jugaba en Medio Oriente, donde fue todo un emir.

2. Frickson Erazo

El central apuesta con un alto porcentaje de riesgo. Su paso al Flamengopuede ser una bendición o una maldición. Si le va bien, la Tricolor ganará un defensa en buena forma, depurado y adaptado a las canchas y al ambiente del país del Mundial. Si le va mal, la Tricolor recibirá un defensa sin ritmo, banqueado y con la confianza por el piso. Con el lesionado Jayro Campos fuera de la lista, perder también a Erazo por una mala temporada sería terrible. ¿Hay esperanzas? No tantas: los últimos ecuatorianos que pasaron por la tierra de Neymar fracasaron ruidosamente: Carlos Tenorio, Joffre Guerrón, Patricio Urrutia, Luis Bolaños, Édison Méndez, el mismo Campos… Mala tos.

3. Los otros delanteros, ni fu ni fa

No pinta para nada bien la situación de los potenciales delanteros de la Tricolor. Jaime Ayoví se volvió a lesionar y no toma vuelo en México.Narciso Mina está perdiendo jerarquía a pasos agigantados (banco en América, memes por su papelón en la final mexicana, enviado al Atlas que busca salvarse del descenso, falla un penal…), pero al menos está bien físicamente. Joffre Guerrón sigue escondido en ese hueco que es la Liga de China. Mejor lucen Fidel Martínez y Jefferson Montero, pero ellos son ofensivos por fuera, con mucho ADN de volante. Juan Cazares está muy joven aunque quizás sea bueno una dosis de osadía.

Habrá que ver cómo les va a Marlon de Jesús y Félix Borja. El primero recibe un cruel e inesperado regalo del destino con la lesión del ‘Chupete’ Suazo en Monterrey. La inhabilitación del chileno deja a Marlon de Jesús con la puerta abierta pata demostrar sus dotes en México. Ojalá aproveche esta calamidad de un colega. El ‘Canguro’, en cambio, tiene la opción de mostrarse en casa, con una Liga de Quito que podría hacer partidos interesantes de la mano de Luis Zubeldía. ¿Se imaginan a Borja anotando goles por montones, en contraste con los demás, y que Rueda se vea obligado a llamarlo? Tranquilos, es solo una hipótesis. Borja tiene en contra que, tras su marcha de Alemania, no ha sido protagonista nunca más. Pero el destino abre puertas insospechadas. Quizás esta sea la suya. Toc toc...

4. La sede

En realidad, Viamao no era la mejor alternativa para la Tricolor. Pero bueno, no hubo otra opción que aceptar hacer base en ese frío lugar de Río Grande do Sul, más cercano a una hostal de lujo que a un centro de entrenamiento, como era lo óptimo. El problema mayor es que queda muy lejos de todos los estadios en los que jugará Ecuador y habrá que viajar mucho por avión. El clima invernal será un reto a vencer. Puede haber griposos y alérgicos. Irse tan al sur puede pasar factura. Premio consuelo: la comida allá es deliciosa.

5. El Campeonato Nacional se miró al ombligo

Rueda no lo puede creer. Ya fue un shock que la hinchada recibiera con frialdad la tercera clasificación al Mundial, en doloroso contraste con otros países, como Honduras, que incluso gozaron de un feriado nacional.Acá, fue como cualquier día, gris y hasta melancólico porque en el 2006 jugábamos más bonito. Cuestiones de idiosincrasia, quizás. Pero ya fue desconcertante que el Campeonato Nacional del 2014 no se acomodara a los requerimientos de la Tricolor. Se mantuvieron las mismas jornadas del 2013 y hay poco, poquísimo espacio para juntar al equipo en las fechas FIFA pues la Copa Libertadores lo aprieta todo. Rueda deberá hacer muchas cosas en pocos días.

Estas son las preocupaciones de Rueda. Tiene otras, por supuesto, a lo mejor más graves que no se alcanzan a vislumbrar. Dormir debe ser difícil para el entrenador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)