17 de October de 2013 00:02

Rueda también bailó en el avión triunfador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Reinaldo Rueda se tomará desde mañana unas vacaciones y aseguró que volverá recargado, listo para empezar el reto del Mundial Brasil 2014. El estratega vivió momentos alegres, distendidos durante el viaje de retorno de Santiago a Quito.

Se dejó contagiar por la alegría de sus dirigidos, que armaron la fiesta en el pasillo del avión al ritmo de la salsa y del reggaetón que sonaron en el parlante portátil del zaguero Frickson Erazo, en el retorno de Santiago a Quito.

Christian Noboa se encargó de registrar todo en su videocámara mientras se movía al ritmo de la música. Filmó todos los detalles. Y de allí Rueda no se pudo escapar. "Rueda, Rueda, Rueda…", clamaron los jugadores.

El caleño, ya recuperado anímicamente tras el sollozo que tuvo en el camerino, se animó y dejó a su esposa Gineth Rueda y a su hijo Juan David en sus asientos. Se levantó y quebró la cintura hasta donde pudo, con una gran sonrisa.

En esta ocasión, fue la primera vez que Gineth lo acompañaba a un partido de eliminatorias fuera de Ecuador. Tenía motivos, porque el DT necesitaba todo el respaldo moral ante la presión que vivió en estos últimos dos meses. Por eso fue su soporte una vez que salió del estadio Nacional de Santiago, ya con la clasificación bajo el brazo.

Pero quien más bailó fue el preparador físico Carlos Velasco. Su semblante cambió completamente. Por lo general suele ser serio, sonríe poco. Pero ayer mostró una faceta totalmente contraria: rió, bromeó y compartió con los jugadores sin cansarse, demostrando justamente que se mantiene en forma, tal como se los exige a ellos.

Pero el júbilo también se mantuvo en el momento de recordar al fallecido Christian 'Chucho' Benítez. Ya no hubo sentimientos de tristeza. El homenaje fue como a él le gustaba, alegre. "Olé, olé, olé, olé… Chucho, Chucho", cantaron con el brazo derecho extendido.

Mientras tanto, Vinicio Luna, el jefe de Logística de la Tri, pidió prestado a los periodistas e hinchas, un reproductor que tuviera la canción Ecuador siempre primero. Apareció un comedido que entregó su iPod y en ese momento todos cantaron como si fuera el Himno Nacional.

La madrugada continuó su ritmo. Algunos jugadores empezaron a sentir el trajín y se dedicaron a dormir, pero la mayoría aún tuvo la adrenalina para bailar y cantar hasta el amanecer. Nada los inquietó, ni las turbulencias.

Así pasaron cinco horas desde Santiago hasta Guayaquil, en donde la aeronave hizo una parada para cargar combustible y dejar a una parte de la delegación. Allí los integrantes de Barcelona y Emelec dejaron el avión, junto con los 'legionarios' que tenían previsto salir desde esta ciudad. De estos, solo Segundo Castillo y Fidel Martínez se quedaron.

Al partir, la tripulación que se desplazó hasta Quito aprovechó para descansar en esos 30 minutos de viaje. Allí, Rueda conversó unos minutos con este Diario, visiblemente agotado.

El técnico confirmó que hoy asistirán con los seleccionados que estén en el país a un almuerzo por invitación del presidente de la República, Rafael Correa. Mientras que mañana irá a Cali con su familia para tomarse un descanso, hasta el 27 de este mes.

Al volver, empezará a ejecutar el plan de preparación de la Tri para afrontar el Mundial. El 15 y 19 de noviembre habrá fechas FIFA, en las cuales el combinado desea afrontar amistosos con potentes rivales. De hecho, la clasificación revaloró el estatus del equipo.

Luis Chiriboga, presidente de la Ecuafútbol, dejó abierta la posibilidad de un enfrentamiento contra Inglaterra en el estadio de Wembley. La Selección inglesa tenía previsto medir a Uruguay, pero este país afrontará el repechaje el 14 y 20 de noviembre ante Jordania, por uno de los cupos al Mundial. Ante eso el primer opcionado a reemplazarlo es Ecuador.

En este proceso también se definirá el sitio de concentración de la Tricolor en Brasil. Entre las opciones están las ciudades de Gramado, Fortaleza y Recife.

"No sé qué me esperará en casa como regalo, eso ya depende de mi mujer".

Felipe Caicedo, seleccionado "Fue el momento más feliz de mi vida. Al final del cotejo me llevé el balón de la clasificación".

Fidel Martínez, seleccionado "Feliz de ver a un país así tan alegre. Y por haber cumplido un sueño dedicado a ti 'Chucho'".


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)