17 de April de 2014 00:02

Rocafuerte busca clasificarse a la Copa Libertadores femenina

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los gritos eufóricos y la arenga positiva son lo primero que se escucha al acercarse a la cancha donde se entrena el equipo de fútbol femenino de Rocafuerte. Esto ocurre cinco días a la semana en el complejo deportivo del club en el kilómetro 17 ½ de la vía a la Costa.

Wendy Villón, exseleccionada, es hoy la entrenadora del club 'cementero' y quien comparte con las jóvenes sus 14 años de experiencia en la actividad. La 'profe', como la llaman sus pupilas, daba ayer, 16 de abril, las órdenes en la práctica; mientras lucía un chaleco naranja amarrado en la cabeza a manera de turbante, para protegerse del sol.

El equipo, que originalmente era la selección de Guayas, cambió el nombre a Rocafuerte para participar en el torneo femenino del año pasado, donde logró el título al ganar 1-0 a Quito FC, en el estadio Atahualpa.

[[OBJECT]]

Como grupo, las chicas trabajan juntas desde hace tres años. Antes lo hacían en la cancha sintética de Fedeguayas, atrás del estadio Modelo Alberto Spencer. Mientras que con el nombre Rocafuerte es su segunda temporada.

El club tiene una plantilla de 24 jugadoras, con un promedio de 24 años de edad. Las chicas comparten la actividad deportiva con su vida personal y la mayoría estudia en colegios y en la universidad.

De lunes a viernes, el grupo se reúne desde las 06:45 en las afueras del edificio de la Policía Judicial; allí, un bus expreso las recoge y las lleva a las instalaciones del club; donde deben entrenar desde las 07:30 hasta las 10:30, bajo la supervisión de Villón y a órdenes del exigente trabajo que disponga el preparador físico, Enrique Castro.

Esta temporada, el club lleva ganados los seis partidos jugados. Ha marcado 52 goles y ha recibido uno.

Villón restó importancia a estos números. Reconoció que eso es el resultado del arduo trabajo de cada una de las jugadoras. Este equipo se entrena igual a un plantel masculino. Tres horas diarias, en donde incluyen ejercicios físicos, técnicos y tácticos.

Este es uno de los equipos mejor organizados a escala femenina. Les da un incentivo económico para movilización y alimentación a las jugadoras, también les proporcionan asistencia médica permanente.

Uno de los propósitos es fomentar esta modalidad femenina en otras categorías, en los próximos años, a través de una escuela permanente en las mismas instalaciones. Por eso, el club adecuó una cancha con todas las comodidades y exigencias, para uso exclusivo de las chicas.

El presidente del cuadro guayaquileño, Mario Ortega, reconoció que el equipo no cuenta con un prepuesto mensual definido para las deportistas; esto lo coordina directamente el Ministerio del Deporte, organizador del campeonato.

El torneo tiene un costo anual de USD 424 688, dinero que es repartido a los 12 equipos nacionales participantes. Los gastos del club 'cementero' se dividen en movilización, alimentación y pagos por tratamiento de lesiones de sus futbolistas.

Villón y Ortega concuerdan en que estos primeros campeonatos son fundamentales para la profesionalización del fútbol femenino en el país. Ambos hicieron énfasis en la necesidad de una preparación integral de las deportistas, teniendo en cuenta que las campeonas del torneo local juegan la Copa Libertadores de este año.El año pasado la participación de Rocafuerte culminó en la primera fase, al ser eliminado de su grupo. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)