13 de August de 2013 08:38

Se reedita el partido de fútbol internacional más antiguo del mundo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las selecciones de Inglaterra y Escocia, que en 1872 protagonizaron el primer partido internacional de fútbol, reavivarán este miércoles en Wembley su antigua rivalidad en un encuentro amistoso.

A pesar de la aparente superioridad de Inglaterra sobre el papel, el marcador histórico entre ambos combinados se decanta solo ligeramente hacia el lado inglés: el conjunto de los Tres Leones ha ganado en 45 ocasiones, por 41 los escoceses, y se han producido 24 empates.

En la cuenta goleadora, en cambio, Inglaterra va con claridad por delante de Escocia con 193 goles contra 170, un registro que tratará de ampliar mañana el atacante del Manchester United, Wayne Rooney.

El 83 veces internacional con Inglaterra lleva días apartado del trabajo en su equipo por molestias en el hombro, una lesión que no reviste gravedad y que le permitirá saltar al césped de Wembley, según el seleccionador inglés, Roy Hodgson, sugirió esta semana.

Rooney ha dejado claro a su club que quiere cambiar de aires este verano, por lo que su entrenador en Manchester, David Moyes, ha tenido que salir al paso de las especulaciones sobre la veracidad de las molestias que sufre el delantero.

Moyes asegura que el dolor en el hombro que ha apartado a Rooney del equipo es real, si bien la opinión del seleccionador, que ve al jugador listo para saltar al campo, no ha ayudado a frenar los comentarios sobre la cuestión en la prensa británica.

Quien definitivamente no vestirá la camiseta inglesa este miércoles es el extremo del United Ashley Young, que ha abandonado la concentración por una lesión de tobillo.

Por su parte, el seleccionador escocés, Gordon Strachan, tan solo cuenta con la baja del centrocampista del Brighton Liam Bridcutt, aquejado de una lesión muscular en los abductores, una ausencia que no alterará en principio los planes tácticos del preparador, que cuenta con otros trece mediocampistas en su vestuario.

Los escoceses afrontan el duelo ante Inglaterra como una prueba antes del siguiente encuentro clasificatorio para el Mundial de Brasil 2014, que disputarán el 6 de septiembre ante Bélgica, y esperan volver a derrotar a Inglaterra como hicieron en el último encuentro entre ambos, que se remonta a la clasificación para la Eurocopa del año 2000.

En aquella ocasión, en 1999, los escoceses se impusieron por 1-0, también en Wembley, si bien fueron sus rivales ingleses quienes lograron finalmente pasar a la última fase del campeonato.

Más de una década después, Escocia conserva casi nulas opciones de entrar en el próximo Mundial: con cinco puntos tras siete partidos es penúltima del grupo A, que lidera Bélgica con 19 puntos.

Inglaterra, en cambio, lucha por conquistar la primera posición del grupo H, que encabeza Montenegro con catorce puntos, dos más que los de Hodgson.
Los ingleses se medirán a principios de septiembre a Moldavia y a Ucrania los días 6 y 10, respectivamente, y el 11 de octubre disputarán el choque más relevante de la fase de clasificación ante Montenegro.

Frente a Escocia, Inglaterra pretende quitarse el mal sabor de boca de sus tres últimos encuentros, en los que no ha podido pasar del empate: 2-2 ante Brasil; 1-1 ante Irlanda y 1-1 contra Montenegro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)