1 de September de 2013 09:31

El Real Madrid gana al Athletic, pero pospone promesa de espectáculo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Real Madrid sumó hoy su tercer triunfo consecutivo en la nueva edición de la Liga española de fútbol al vencer por 3-1 al Athletic de Bilbao en un partido con más goles que juego y con Isco de nuevo como figura del equipo blanco.

El encuentro, correspondiente a la tercera jornada del torneo español, resultó hipotenso y sólo los chispazos de Isco y Luka Modric animaron al Santiago Bernabéu. De momento, el proyecto de Carlo Ancelotti propone mejores resultados que juego.

Con casi nada, el Real Madrid se fue al descanso con ventaja 2-0 ante un rival que llegaba a la capital española con seis puntos en dos partidos. Aparentemente, el equipo blanco no hizo demasiadas cosas mejor ni peor que el Athletic de Bilbao en la primera mitad, pero se fue al intermedio con el partido prácticamente resuelto.

Es lo que sucede cuando se tienen algunos de los mejores jugadores del planeta. Ancelotti blindó algo más su centro del campo con la presencia de Sami Khedira. A cambio, dejó en el banquillo a Mesut Özil.

Y esto después de una semana en la que se habló mucho de un eventual descontento del creativo jugador alemán con su situación con el nuevo técnico, para quien no es indiscutible.

Con Khedira más preocupado de eso que los entrenadores llaman "equilibrio" del equipo, el Real Madrid no tuvo casi elaboración. La salida del balón no fue limpia y casi siempre acabó con balones largos de los defensas hacia los delanteros, sin pasar por el centro del campo.

Algo parecido se puede decir del Athletic, que también utilizó la vía de la transición rápida para intentar acercarse al arco del Real Madrid. Beñat apenas intervino y nunca llegaron buenos balones a sus delanteros.

Como los dos equipos subieron mucho sus líneas defensivas y hubo mil imprecisiones, el inicio fue poco agradable para los hinchas. La temprana hora del partido contribuyó a multiplicar los bostezos.

Casi nada ocurrió hasta los 25 minutos, cuando llegó el primer gol en la única jugada combinativa del Real Madrid en la primera mitad. Karim Benzema puso un sensacional pase elevado sobre Isco y el nuevo centrocampista del Real Madrid bajó el balón con calidad para superar al arquero Iago Herrerín, muy tibio en su salida. El Real Madrid finiquitó apresuradamente el partido en el último minuto de la primera parte.

Ocurrió en un saque de falta muy mal defendido por el Athletic, que dejó libre a Cristiano Ronaldo para que éste marcara de cabeza sin ninguna oposición en lo que fue el primer gol del portugués en la nueva edición de la Liga española.

La pegada de los blancos sigue siendo demoledora y hacen goles casi sin querer. Con este resultado, el Real Madrid jugó muy cómodo la intrascendente segunda parte.

El equipo blanco optó por resguardarse atrás y tirar algunos contraataques aprovechando el deficiente funcionamiento defensivo del Athletic. El conjunto vasco no realizó su primer disparo al arco blanco hasta los 54 minutos, con un lanzamiento blando de Iraola que blocó sin problemas Diego López, el arquero titular del Real Madrid.

El Real Madrid completó la goleada a los 71 minutos, con un disparo de Isco que tropezó en Beñat para convertirse en el tercer tanto del nuevo ídolo de la hinchada blanca. Hacía cuatro años que un jugador español no marcaba dos goles en el Real Madrid.

Entonces lo consiguió Raúl. El Athletic maquilló el resultado a 11 minutos del final con un gol de Ibai contando con la inestimable ayuda de la relajada defensa blanca. Nada que preocupara a los locales. Así concluyó un partido con más goles que brillo. A la espera de mejorar su juego, el Real Madrid intenta crecer de la mano de los resultados. Lleva nueve puntos en tres jornadas y siempre parece más fácil edificar desde las victorias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)