12 de August de 2013 00:01

Se quedaron con las ganas de jugar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las chicas de la Universidad Central se quedaron con las ganas de jugar el partido de la sexta fecha del campeonato femenino.

Si bien ya se habían clasificado a la segunda etapa, independientemente de sumar o no ayer ante Conaviro, las universitarias querían probarse para llegar más afinadas a la siguiente etapa.

Sin embargo, por falta de coordinación, los árbitros no llegaron a tiempo a la Casa de la Selección, en el norte de Quito, donde debía cumplirse el partido entre la Liga Deportiva Universitaria Amateur y el conjunto de Guayas, que ya se había quedado sin opciones para llegar a la siguiente ronda del torneo femenino de fútbol.

Las jugadoras y los entrenadores de ambos conjuntos estuvieron listos para el cotejo, a las 10:00, pero los árbitros no aparecieron.

Lo hicieron recién pasadas las 11:00, cuando las futbolistas visitantes ya se habían marchado porque debían dejar el hotel, en el que pasaron la noche, poco después del mediodía. Por eso partieron y un centenar de aficionados, casi todos familiares o conocidos de las deportistas, se quedaron con las ganas de presenciar el encuentro en la cancha sintética del complejo deportivo de la Tri.

Al inicio, todo apuntaba a que los árbitros se habían retrasado y se les incriminaba por faltar a la cita.

Pero cuando llegaron, los réferis tuvieron una justificación.

Una cuadrilla completa, encabezada por Blanca Dávila (central), Robert Molina, Luis Albuja y Daniel Pala arribaron desde Imbabura. A ellos les habían indicado que el cotejo era a las 14:00.

Incluso, en su descargo, mostraron los correos electrónicos con esa información errada.

Una vez recibidas las explicaciones y para no perder continuidad, las chicas de la Liga Deportiva Universitaria Amateur (LDUA), armaron un encuentro amistoso.

Este club, que se mantuvo invicto y arrollador hasta la semana pasada en que cayeron en su visita ante Grupo 7 de Manabí, ha sido uno de los más regulares del torneo. Sus cinco primeros cotejos los ganaron y eso les permitió imponerse en su grupo.

En el campeonato femenino de fútbol, en su primera fase, se disputaron cuatro grupos, de cuatro equipos cada uno. Ayer se completaron los cotejos de la sexta fecha y los dos primeros de cada llave se clasificaron a una segunda etapa.

Se armarán dos cuadrangulares. "Los ocho equipos clasificados ahora son favoritos", dijo Jeny Herrera, de 42 años.

La entrenadora de las capitalinas, que es además la única en el país con un título de Directora Técnica que lo obtuvo el año pasado en el Instituto Tecnológico de Fútbol de la FEF, reunió a sus jugadoras y las ubicó en dos bandos. Fue así que las suplentes y las titulares realizaron un "picadito" de 30 minutos. Pero ese cotejo amistoso fue jugado con vehemencia, con mucha convicción. Por eso, aunque solo fueron 30 minutos, algunas jugadores salieron un tanto golpeadas. Quizás, algunas de ellas, querían convencer a su entrenadora de que se merecen más oportunidades en el plantel titular.

Entre las deportistas que regularmente guardan banco, que se colocaron un chaleco anaranjado, estuvo Sofía Ayo, la goleadora del equipo con ocho tantos en el torneo. Ella es titular indiscutible de este conjunto, pero ayer reforzó a sus compañeras. Eso también hizo Lucía Guano, la guardameta más experimentada del club.

Esos refuerzos al equipo suplente, como reveló la DT, le iba a servir a la goleadora y a sus compañeras titulares de la defensa.

Ayo, que es alta, fuerte, veloz, y con sus ocho tantos es una de las goleadores del torneo, iba a hacer que sus defensas se esforzaran más. Y de la misma manera, la marca de las más experimentadas le beneficiaría a ella.

La goleadora del plantel, a quien también le encanta jugar como defensa, tiene 23 años y le dicen la 'China'. Pasa por un buen momento y ayer, con su fuerza y velocidad, contribuyó para que su equipo ganara 6-3.

En cada uno de sus goles hacía un leve ademán para festejar. Incluso en los cotejos amistosos, las futbolistas sienten que los goles son la principal esencia del fútbol.

La 'China' empezó a jugar a los ocho años en un equipo de su barrio, Los Pinos, ubicado por el Puente 5 de la vía al valle de Los Chillos. En aquellos años ya era hincha del Barcelona porteño.

A la par de su afición por el club torero, también desarrolló su pasión por el fútbol. En este deporte ha tenido muchas alegrías, ha reforzado decenas de clubes femeninos, pero también ha tenido lesiones, "de los pies a la cabeza".

Cuando lo dijo, ayer al mediodía, sus compañeras se rieron de ella y le hicieron inocentes burlas. "No le crea, no le crea", gritaba una ellas mientras se quitaba los zapatos, después de la improvisada práctica en la cancha sintética.

Pero cuando la goleadora reconoció que era hincha amarilla, las burlas fueron más pesadas. Sin perder la camaradería, le decían que el mejor equipo es Liga (Q).

En este grupo la mayoría son seguidoras albas, aunque siempre hay una que otra que prefiere alentar al Deportivo Quito, el Emelec y El Nacional.

Los clasificados

  • Grupo A LDUA y Unión.
  • Grupo B Universidad San Francisco y Cumandá.
  • Grupo C 7 de Febrero y Quito Fútbol Club.
  • Grupo D Rocafuerte y Espuce.
  • El miércoles, los dirigentes del torneo decidirán cómo se juegan los siguientes cuadrangulares.
  • La segunda etapa está planificada para empezar desde este fin de semana.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)