15 de December de 2013 10:42

Procuraduría de Manaos reclama detención de obras en estadio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La Procuraduría del estado de Amazonas, en el norte de Brasil, criticó duramente las condiciones en que se trabaja en la construcción del estadio en Manaos para el Mundial Brasil 2014, donde fallecieron dos trabajadores.

En un escrito emitido la noche del sábado después de la muerte de un obrero de 22 años tras una caída de 35 metros en el estadio Arena Amazonia, la Procuraduría de Manaos reiteró su reclamo a la "detención urgente e inmediata" de los trabajos en curso.

El fallecido, Marceludo de Melo Ferreira, es el quinto obrero que muere en las obras de los estadios mundialistas tras el fallecimiento de un trabajador a principios de año en Manaos, de dos el mes pasado en Sao Paulo, y de otro en Brasilia el año pasado.

La muerte de Ferreira volvió a poner en el tapete las preocupaciones en materia de seguridad a apenas seis meses del inicio de la Copa de Mundo. El accidente ocurrido en el estadio de Sao Paulo, el pasado 27 de noviembre, retrasó las obras del 'Itaquerao' -como se conoce el escenario- y apenas estará listo dos meses antes de que Brasil reciba a Croacia en el paritdo inaugural el 12 de junio.

La compañía encargada de la construcción del Arena Amazonia en Manaos, Andrade Gutierrez, detuvo las labores el sábado en señal de respeto tras la mortal caída de Ferreira, que trabajaba en el techo del estadio, que tendrá capacidad para 42 000 personas y un costo de USD 200 millones.

La Procuraduría identificó una letanía de problemas a resolver antes del reinicio de los trabajos, citando entre ellos "varios casos de no cumplimiento de las normas de salud y seguridad de los trabajadores", que ya había señalado en ocasión de la muerte en marzo de un obrero de 49 años.

Permanecen "serios problemas" en la obra con respecto a aquellos que trabajan en altura, agregó el comunicado, que urge a la adopción "de todas las medidas necesarias para evitar riesgos serios e inminentes" a la seguridad de los trabajadores, incluyendo que los andamios estén adecuadamente asegurados.

"La oficina del procurador público no puede permitir que la urgencia para culminar una construcción para la Copa Mundial de 2014 sea a costa de la vida y bienestar de aquellos que trabajan en ella", concluye el comunicado.

La empresa constructora Andrade Gutierrez enfrenta ahora una multa de 100 000 reales (unos USD 45 000) diarios si no cumple con los requerimientos y regulaciones de seguridad.

El líder sindical local de la construcción, Cicero Custodio, dijo el sábado que los trabajadores estaban listos para ir a la huelga si las condiciones de trabajo no mejoraban.

"Los trabajadores del Arena Amazonia están siendo maltratados", dijo Custodio. "Estamos siendo ignorados por las autoridades", agregó.

"Es lamentable que se pongan vidas en riesgo con turnos nocturnos en lugares peligrosos para cumplir con los plazos de la construcción", indicó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)