20 de September de 2012 13:03

Poker en la Sudamericana, pero ¿durará hasta cuartos de final?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Tener a cuatro equipos del país en octavos de final de la Copa Sudamericana le hace bien al fútbol ecuatoriano. Sin duda, es un buen momento que además puede justificar la extraña noticia de que el torneo local ocupa el puesto 14º entre las ligas del mundo. Y, a propósito, mientras estos cuatro cuadros dan alegrías al país, Liga de Quito, que antes era animador de esta Copa, lo mira por TV y padeciendo una derrota como local con Macará. ¡Ah, el paso del tiempo!

Sin embargo, también es cierto que la parte fuerte del torneo regional recién comienza y que, en los papeles, ninguno de los clubes de Ecuador es favorito para estar en los cuartos de final. Quizás ahora festejamos el poker de clasificados, pero quizás en breve estaremos lamentando el poker de eliminados. Ojalá que no. En todo caso, lo gozado no se los quita nadie, sobre todo a Liga de Loja, que ya hizo historia. Hagamos un repaso.

Deportivo Quito: Los chullas muestran en la Sudamericana todo lo que han sido incapaces de realizar en el torneo nacional, donde cada vez están más cerca de la zona del descenso. Allá los azulgranas son astros, son genios, luchan por la camiseta y juegan como el Barça. Acá, se esmeran en hacerlo todo mal para que los alcance Olmedo y Técnico en el fondo de la tabla. Quizás se deba a que todo está perdido para retener la corona local y es mejor negocio avanzar lo más lejos posible en canchas internacionales. O a que, al final, no funcionó el largo banco que se contrató para afrontar este año. Pero también es verdad que al equipo de Insúa le han tocado rivales sencillos a los que era obligatorio vencer. La verdadera prueba será ante Tigre, que goleó a Argentinos Juniors aunque no anda tan bien en su competencia doméstica. Puede ser que el duelo Tigre-Quito sea el más parejo de los cotejos de octavos y que los azulgranas lucen fuertes como para dar un batacazo, pero nunca hay que subestimar a un club argentino. Al menos hay un consuelo si llega la eliminación: la AKD por fin ganó un cotejo internacional de visitante, algo que es un bálsamo para dejar atrás el 6-0 en Santiago por la Libertadores.

Liga de Loja: Lo de este equipo es espectacular. Es la carta más digna de este póker. Dejó en el camino al linajudo Nacional y triunfando en el Centenario de Montevideo, donde no han ganado ni la Tricolor (por culpa de Amarilla, dicen) ni Liga de Quito. Es un resultado para la historia. El DT Paúl Vélez se consagra como el mejor estratega ecuatoriano de ahora y demuestra que su equipo era un digno merecedor de jugar la final del torneo ecuatoriano. Una linda campaña internacional que, con el rival que se viene, lo más probable es que se corte abruptamente y haya un brusco regreso a la realidad. Sao Paulo es mejor, con el ariete Luis Fabiano y el carismático meta Ceni en su lista. Este cuadro está quinto en el Brasileirao y lejos del líder, así que un triunfo internacional es su prioridad, lo cual lo convierte en un rival peligroso. Si Vélez lo deja fuera, merecerá un monumento en la plaza central de Loja.

Emelec: Ha ganado con lo justo y el juego del equipo del DT Quintero no ha sido una invitación para soñar sino para bostezar. Da la impresión de que para los azules es mejor concentrarse en el torneo local y alcanzar la anhelada final con Barcelona; aunque también es una tentación esforzarse para vencer al campeón reinante, la U chilena, no por el saborcito especial que da desbancar al monarca, sino porque podría despertarse el apetito por algo más. ¿Habrá jerarquía para ese paso?

Barcelona: A diferencia del Quito, que juega como los dioses en la Copa pero se hunde en Ecuador, los canarios del DT Costas han sido parejos en ambos torneos. Muestran todo lo bueno (ataques verticales, juego de conjunto, gol, inspiraciones como las de Díaz…) y también todo lo malo (mala puntería en los penales, errores infantiles, lagunas mentales, exceso de sufrimiento…). Así es Barcelona, haciendo gozar y sufrir a sus hinchas, que se frotan las manos porque el título nacional se cae de maduro. De todos los rivales de los ecuatorianos en octavos, le tocó Gremio, el más fuerte, que está tercero en el Brasileirao y dando pelea al Fluminense y al Mineiro por la corona. Muy duro. Quizás el ídolo llegó a su techo y convenga más pensar en la próxima Libertadores armando un plantel más fuerte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)