18 de October de 2013 12:09

A pedido de Rousseff, el ministro de Deportes brasileño mantiene su cargo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A pedido de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, el ministro de Deportes, Aldo Rebelo, desistió de su intención de abandonar la cartera en diciembre próximo, por lo que permanecerá en el cargo al menos hasta la realización del Mundial de fútbol, que se celebrará entre el 12 de junio y el 13 de julio de 2014.

Rebelo había anunciado ante la Cámara de Diputados su decisión de dejar el cargo en diciembre próximo para eventualmente disputar la gobernación de Sao Paulo con su fuerza política, el Partido Comunista de Brasil (PCdoB). No obstante, según informaron medios locales, tras reunirse en la noche del jueves con Rousseff, ésta lo convenció para permanecer al frente de la cartera, no disputar ninguna candidatura en las elecciones de 2014 y convertirse en el "ministro del Mundial".

El medio añade que en caso de reelección de Rousseff, el ministro mantendrá un cargo en el gabinete. Rebelo asumió la cartera en octubre de 2011 tras la salida por denuncias de corrupción de Orlando Silva, y desde entonces fue el principal interlocutor entre el gobierno brasileño y la FIFA en el marco de los preparativos de la cita mundial.

Además, Rebelo tiene un rol fundamental en la preparación para los Juegos Olímpicos de 2016, que se realizarán en Río de Janeiro. Al anunciar su intención de dejar el cargo, Rebelo sostuvo que quería hacerlo después de concluir tres tareas: entregar oficialmente a la FIFA los seis estadios que todavía están en obras, presentar el quinto Balance del Mundial, con informes de costos y plazos de las obras vinculadas al evento, y dejar publicada la Matriz de Responsabilidad de los Juegos, que incluye la normativa de las licitaciones de obras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)