Tiempo de lectura: 9' 44'' No. de palabras: 1569

No finalizar primero en esta fase es un fracaso para Liga de Quito. Ni siquiera clasificarse a la Copa Sudamericana de este año se puede considerar un éxito, porque se trata de un equipo acostumbrado al éxito y a la gloria deportiva.

Pero este fracaso se debe a sus directivos, cuerpo técnico y jugadores. Los mismos actores lo reconocen y el más autocrítico es Rodrigo Paz, presidente vitalicio del club azucena.

Desde el sillón de su oficina, ayer, el ex Alcalde de Quito fue claro y admitió cuatro errores que tienen complicado a la ‘U’ en su afán de terminar primero: las contrataciones nacionales y extranjeras no fueron el aporte que esperaban, no existe un verdadero recambio generacional propulsado desde las divisiones menores, la adaptación al cambio de sistema del DT Edgardo Bauza tomará tiempo y los problemas de indisciplina.

Además, el directivo reveló que Liga tiene un déficit económico (monto que no quiso detallar) “fuerte”. “No todo siempre sale como se espera. Por ejemplo, hicimos una inversión fuerte en Carlos Luna y no le fue bien aquí. Hoy, en Tigre, es figura. Así apostamos por otros jugadores, haciendo inversiones, pero no han dado los resultados. También influyó que no ingresamos a la última Copa Libertadores”, justificó Paz.

EDAD

 ‘Trajimos jugadores con mucha trayectoria y experiencia. Ellos quieren a Liga, pero finalmente la edad pesa”, argumentó ayer Rodrigo Paz. El cuadro universitario cuenta en sus filas con futbolistas con edades entre 16 y 38 años. Pero, los considerados titulares como Néicer Reasco (34), Norberto Araujo (33), Patricio Urrutia (33), Damián Manso (32)... están en la parte alta de la escala de edades. Son 11 jugadores del plantel de 29 que sobrepasan la barrera de los 30 años.

Según el directivo, el equipo también terminó cansado el año anterior, tras perder la final “agotadora” con la Universidad de Chile, en Santiago, por la Copa Sudamericana. “Y le apostamos al título internacional. Finalmente, culminamos agotados”. La trayectoria es otro factor que influye en el trato de los jugadores. Sus salarios  oscilan entre USD 10 000 y 40 000. “Liga se acostumbró a tratar bien a sus jugadores, a preocuparse por sus situaciones personales. Puede ser que eso y el ‘chuchaqui’ del año pasado, hagan que el equipo no tenga un buen rendimiento, incluyendo a las seis contrataciones que se trajeron para esta temporada”, agregó Paz.

El técnico Edgardo Bauza es más cauto en sus expresiones y prefiere respaldar la labor que realiza el plantel de futbolistas. El equipo se armó con sus consentimiento y aprobación, “siempre con el propósito de realizar una gran campaña, a la altura de Liga”.

El estratega justificó que se busca un equilibrio entre la experiencia y la juventud. Sostuvo, en declaraciones a radio Rumba, que “la carga la tienen que llevar los jugadores de experiencia”. Esto demuestra que es fiel a la conocida frase que reza: “Los jóvenes ganan partidos, pero los experimentados ganan títulos”. Pero esa visión actual tiene inconforme a la directiva. Paz  aseguró que en estos días se mantendrán  reuniones con el DT para analizar la renovación del plantel. “Los héroes del 2008 ya quedaron atrás, este es otro equipo”, aseguró el adiestrador.

RECAMBIO

José Francisco Cevallos Jr. es el principal referente juvenil con quien cuenta hoy Liga de Quito. El volante de 17 años cumple con el requisito impuesto por la Ecuafútbol y sale al cambio tras el primer tiempo. Esto, a pesar de que ha marcado cinco goles en esta primera etapa.

El tema de la aparición de nuevos talentos en la ‘U’ es otro factor que preocupa a la afición  y a su dirigencia. Y, al parecer, no se verá una nueva figura en corto plazo. “No creo que este año hayan nuevas apariciones”, aseveró el adiestrador.

Paz y Bauza se apoyan en un renovado proceso de proyección de talentos que trabaja desde hace un año y medio en las divisiones menores. “Se fueron  dos buenos jugadores jóvenes: Joao Plata y Miller Bolaños. No hemos podido reemplazarlos, pero estamos trabajando en eso”, indicó el directivo.
 
El estratega rosarino fue más franco y directo: “Los juveniles son un aporte más. Considero que tenemos al mejor Sub 20 del torneo, ‘Panchito’ (Cevallos). Pero el fruto del trabajo recién se empezará a ver”.

Este año, Liga ha utilizado, además de José Francisco Cevallos, como juveniles a Richard Calderón, Diego Hurtado y Sandro Rojas, principalmente. Ninguno de ellos ha podido adueñarse de la titularidad y, por lo general, han sido reemplazados por un futbolista de experiencia en los segundos tiempos. Lo contrario ocurre en los otros clubes de la Primera A, como con Jefferson Sierra, en el Manta; Carlos Gruezo, en Barcelona; Pedro Pablo Velasco, en Dep. Quito, por  ejemplo.

“Estamos  organizándonos -continuó Paz-. Es un tema que hemos conversado con Bauza. Es decir, estamos pendientes”. En este contexto, Alexander Pabón (20 años) y Galo Corozo (21) también esperan tener una oportunidad. Ellos ya no entran en la lista de juveniles, pero tampoco gozan de mayores chances en el plantel principal. Este año han pasado más tiempo en el plantel de reserva. Es decir, Liga confía ciegamente en la experiencia.

INDISCIPLINA

Rodrigo Paz   lamentó que “tres o cuatro jugadores hayan generado un brote de indisciplina en el club”, sin precisar nombres. “Estos últimos dos meses fueron fatales y algunas cosas se están cambiando”, indicó, mientras se tomó un respiro.

Miller Bolaños, jugador que ahora está en el Chivas USA, y Luis Bolaños, quien fue transferido hace dos semanas al Atlas mexicano, estuvieron envueltos en actos de indisciplina. Por ello, el club optó por dejarlos vincularse a cuadros del exterior. Paz aseguró que “estos problemas se están corrigiendo”.

Se ha tenido reuniones con los jugadores y el cuerpo técnico para evitar nuevos escándalos, que en los últimos años han sido poco comunes en el cuadro universitario. En ese sentido, el directivo considera que las medidas  tomadas “han permitido al equipo salir de ese bache”.
 
Sin embargo, Paz hizo referencia a  que este tipo de problemas también se generan en las grandes instituciones de la región. Como ejemplo citó a River Plate, San Lorenzo, Boca Juniors (Argentina), Colo-Colo (Chile), Alianza Lima (Perú). Es decir, “todos tienen momentos complicados, pero hay que saber superarlos”.

Bauza, un entrenador que se caracteriza por mantener la serenidad, prefiere bajar el nivel del problema. “Son temas que se tratan internamente”. El DT  prefiere alentar a los hinchas albos a pensar  en un mejor futuro.
 
El estratega pidió  compromiso y entrega a sus dirigidos. Apeló justamente a la experiencia para evitar que el plantel caiga nuevamente en esos problemas de indisciplina.

Los más susceptibles a cometer  estos errores son los  jóvenes. La convivencia, según indicó uno de los  experimentados del equipo a este Diario, ha mejorado en los últimos días dentro de la concentración. “Continuamente charlamos entre nosotros. Nos motivamos. Liga es una gran institución y eso debemos inculcar en los menores”, contó el jugador que pidió reservar su nombre.

ESQUEMA

Los malos resultados obtenidos por Liga durante la primera etapa del torneo, obligaron al DT Edgardo Bauza a buscar una nueva forma de afrontar los partidos.

Estos procesos toman tiempo y eso está pesando en el cuadro universitario. En los dos últimos cotejos, la ‘U’ dejó su tradicional 3-5-1-1, para aplicar el tradicional 4-4-2.

Bauza justificó que “el equilibrio se siente cuando se ataca y el plantel no recibe muchos problemas en la zona defensiva. El rendimiento del equipo se lo notará con el paso de los partidos”.

El argentino se mostró feliz ayer porque ese cambio está empezando a dar resultados positivos. Los albos sumaron una victoria y un empate.  “Más que con el resultado, estoy feliz con el desempeño del equipo”, dijo Bauza, luego del empate con Independiente del Valle, en Sangolquí.

Y aunque regrese a la titularidad el zaguero argentino Ezequiel Luna, quien estuvo lesionado, Bauza mantendrá el sistema de 4-4-2.  
Una de las debilidades de Liga era que su viejo esquema ya era conocido por sus rivales. Bauza se hizo cargo del club universitario desde el 2006.

Cambiaron algunos nombres, pero la forma de atacar y defenderse se mantuvo, lo que lo volvió un equipo predecible. De esta realidad estuvo consciente Paz. Por ello justificó el cambio: “Todo cambio de sistema es complicado. Y toca ser paciente para ver los resultados. Liga tiene un gran entrenador, complementado con un cuerpo técnico y médico de calidad. Tenemos la infraesctructura para la preparación del futbolista”.

A esto, Bauza agregó que “el torneo es muy irregular. Tenemos un buen plantel, pero el equipo todavía no. Estamos en esa búsqueda, como lo están todos. La irregularidad marcó a todos”.

Por lo pronto, en Liga ya se piensa más en lo que será la segunda etapa. Paz detalló que se conversan con el DT para analizar los posibles refuerzos y el estilo de juego que utilizarán los merengues. La meta es el título.

Califique
2
( votos)