3 de June de 2013 12:45

El pase de Neymar al Barcelona de España, un final de película

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El fichaje de Neymar da Silva Santos Júnior tiene su pequeña historia secreta. Así lo detalla @lainformacion.com. Según el diario,  el hecho de que Neymar llegue al equipo culé la ideó y ejecutó Sandro Rosell en persona, y siguió el guión de una película de ejecutivos con final feliz para uno de ellos: el presidente del FC Barcelona.

Todo comenzó en septiembre de 2011, cuando los médicos del Real Madrid viajaron a Brasil con la intención de hacer un reconocimiento médico a Neymar. Los periódicos titularon: "Neymar, más cerca del club blanco".

Asustado por la posibilidad de que sus enemigos comprasen a uno de los mejores jugadores del mundo, Sandro Rosell decidió mover ficha con astucia y rapidez.
Acude a su amigo Ronaldinho

La jugada de Rosell parecía una típica triangulación del Barcelona. Primero, Sandro Rosell entró en contacto con Ronaldinho, un jugador brasileño que habia sido fichado por el Barça gracias a la gestión del propio Rosell.

El delantero le estaba muy agradecido desde entonces. Aprovechando ese buen entendimiento, el presidente del FC Barcelona le pidió a Ronaldinho lo siguiente: "Dile a Neymar que quiero conocerle; y que le pago un avión a Miami".

Ronaldinho entonces llamó a Neymar y...
En un hotel de Miami...

Neymar se presentó con su padre en una habitación de un hotel de Miami. Pero no sabía que Rosell le tenía planeada una “encerrona”.

El presidente había llamado a uno de sus amigos, Ricardo Texeira, por aquel entonces presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (lo fue hasta marzo de 2012). Le recomendó también que acudiera a la habitación. Pero no lo haría entrar sino al final de la escena.
Llamada de Messi y abrazo de Texeira

La verdadera sorpresa de Rosell a Neymar era una llamada telefónica. El joven astro brasileño escuchó la voz del mismísimo Messi, su ídolo. El argentino siguió el guión escrito para este momento clave: afirmó que le encantaría jugar con el brasileño. Neymar no se lo podía creer, el mejor jugador del mundo le confesaba que quería compartir la camiseta con él.

Todavía estaba alucinado con la breve conversación con el argentino, cuando apareció por la puerta Ricardo Texeira. El expresidente de la Conferación Brasileña de Fútbol es para muchos futbolistas brasileños un ídolo. El abrazo a su amigo Rosell y esta frase: “Me alegro mucho que juegues en el Barça porque es muy bueno para Brasil” remataron la jugada.

Reconocimiento médico y acuerdo

El padre y representante de Neymar da Silva Santos Júnior comentó que su hijo tendría que pasar reconocimiento médico. Pero no hacía falta:  el Real Madrid ya había hecho al Barça el favor. Así que sellaron el acuerdo.

El Barça pagó entonces 10 millones de euros, pero el jugador podría continuar dos años más con el Santos, aunque podrían adelantar la fecha de incorporación.
Cláusula leonina

Sandro Rosell quiso poner un colofón anti Madrid a su película. Si cualquier club quería a Neymar tendría que desembolsar 120 millones de euros: 40 millones para el Barcelona, 40 millones de euros para su padre y representante y el 70 por ciento de la venta de las camisetas del jugador. Además, tendría que pagar al jugador 26 millones de euros, cifras difíciles de alcanzar.

Por fin, Rosell se ha salido con la suya. Tanto el club como Neymar han confirmado que el jugador brasileño se va al Barcelona por cinco temporadas. Cifra final sin confirmar: unos 50 millones de euros.

Sin embargo, al final del pase definitivo, todo rumoraba a que no saldría la operación. Desde el equipo del Santos se empezó a decir que no aceptaron la oferta del Barcelona por Neymar.

El vicepresidente del Santos, Odílio Rodrigues, dijo a medios locales que la propuesta "no atiende" los intereses del equipo, después de una reunión de la cúpula del club realizada en la casa del presidente de la entidad, Luis Álvaro Ribeiro.

Incluso, se especuló que no existió ningún precontrato.

El contrato de Neymar termina en julio de 2014, por lo que a partir de enero podría firmar un precontrato con cualquier equipo e irse después del Mundial sin pagar una compensación al Santos.

Sin embargo, todo terminó en feiz término y Neymar, la próxima temporada, jugará con Messi.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)