19 de March de 2012 00:01

Olmedo logró el primer punto en su sexto partido

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El entrenador Juan Amador Sánchez logró que Olmedo alcanzara el primer punto en el Campeonato ecuatoriano. Ayer, el ‘Ciclón’ igualó (0-0) con el Independiente José Terán en el estadio Olímpico de Riobamba.

Hasta ayer, en los cinco primeros encuentros, el plantel perdió todos los cotejos en el torneo local. Por eso, el DT, quien asumió el plantel desde la tercera fecha, dio charlas de motivación a los jugadores desde que llegó al equipo.

Los directivos también se reunieron con los futbolistas. Así, el equipo mejoró su estima y empató ante el cuadro de Sangolquí.

En el plantel pichinchano, los delanteros del Independiente carecieron de puntería para definir el encuentro. El brasileño Lucas Concistre no pudo anotar ante Juan Molina. A los 71 minutos eludió a dos defensas locales y se dirigió por la banda derecha, pero el arquero rival salió a su encuentro y atrapó la pelota con facilidad.

Esa acción provocó que el estratega Carlos Sevilla reclamara airadamente a sus dirigidos. Además, envió al campo de juego a Richard Estigarribia y Yeison Ordóñez en el segundo tiempo. Ambos no lograron inquietar a una defensa local renovada.

El DT Sánchez dejó en la banca de suplentes a los experimentados Javier Caicedo y Omar Ledesma. En cambio, ubicó en la cancha desde el inicio a Ángel Escobar, Jason Corozo, Maximiliano Herrera y Pedro Gámez. Ellos controlaron a los medio campistas y delanteros visitantes.

En el medio campo de Independiente, el volante Henry León fue uno de los más activos en el estadio Olímpico de Riobamba.

El jugador recibió constantes consejos de Sevilla, quien le indicó sobre las fallas de los juveniles y la ubicación que debían tener en el campo de juego. El técnico, como es su característica, apostó por un juego de toque rápido y de velocidad en los contragolpes.

En el Olmedo, los más insistentes en llegar al arco custodiado por Librado Azcona fueron Marco Romero, Diego Lara y Jacob Murillo. Los tres remataron desde la mitad de la cancha y enviaron centros al área rival. Los delanteros, como Sergio Mina, no aprovecharon esos remates.

Romero tuvo una clara oportunidad de anotar a los 78 minutos. Su remate rozó en el palo izquierdo y se desvió. A los 80’ Murillo disparó con fuerza y Azcona apenas controló el esférico.

En la cancha, las escasas emociones del encuentro, las matizó una banda de pueblo que se ubicó en la tribuna.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)