21 de October de 2012 00:01

Los números son rojos en El Nacional

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Dice la frase: ‘Cuentas claras y chocolate oscuro’. Pero en El Nacional esto no sucede. Muchas incertidumbres se han entretejido en cuanto a la venta de jugadores del club criollo al exterior.

Por ello, un grupo de ex directivos, con Galo Moscoso y Tito Manjarrez a la cabeza, pide una auditoría de gestión tras la venta de jugadores al exterior.

Se estima que el club rojo recibió cerca de USD 10 millones por las transferencias de futbolistas al balompié del extranjero, entre el 2005 y el año pasado. El mayor éxito comercial fue la venta de Luis Antonio Valencia, cuyos derechos deportivos fueron vendidos en un 70% al español Villarreal, en USD 1,5 millones.

Luego de esta primera transferencia, El Nacional recibió valores posteriores por los préstamos al Recreativo de Huelva (español) y, luego, por la venta al Wigan inglés. Además, el equipo debió ganar por el Mecanismo de Solidaridad, un sistema de la FIFA que permite que los clubes que contribuyeron en la formación del futbolista (de entre 17 y 23 años de edad) recibieran un porcentaje durante toda su carrera.

Es decir, según Manjarrez, quien fue presidente de El Nacional en el 2005 cuando se dio la transferencia de Valencia, el club debió recibir en total cerca de USD 4,5 millones. Este volante, hoy figura del Manchester United inglés, le costó al equipo USD 10 000, pagados al Caribe Júnior en implementos deportivos.

“La transferencia fue de club a club. No hubo intermediarios ni agentes”, aseguró Manjarrez.

El afecto de ‘Toño’ por El Nacional se demostró en el valor que él recibió de esa transacción. Le correspondía USD 225 000, el 15% de la venta. Pero aceptó entregar 75 000 para las divisiones menores del cuadro rojo.

“Ese dinero se debió recaudar en las posteriores administraciones”, agregó Manjarrez. “Lo vendí porque era el momento indicado. Si no lo vendía ahí, no se vendía nunca. El pago se realiza por partes. Yo no manejé esos dineros”.

Otra transferencia sonada fue la de Christian Benítez. El 75% de los derechos deportivos del ‘Chucho’ se vendieron al Santos Laguna mexicano por USD 1,5 millones. Al igual que con Valencia, El Nacional tenía que recibir valores por el préstamo al Birmingham inglés y por la venta al América, uno de los grandes equipos del país azteca. Más, el Mecanismo de Solidaridad.

Néstor Landetta, ex gerente del equipo rojo, contó que en el informe de balance que dejó la presidencia de Rodrigo Jarrín, había un déficit de USD 1,2 millones. Pero que se debían recaudar 1,9 millones por la transferencia de Valencia al Wigan. Sin embargo, “El Nacional perdió cerca de 3,5 millones en esa transferencia y el préstamo anterior al Recreativo de Huelva”.

Cuando Ángel Sarzosa asumió la Presidencia de la institución, para el período 2009-2011, debía continuar con el proceso de recuperación de valores pendientes. Benítez fue vendido al América en la transacción más sonada de las ‘Águilas’, como es conocido el equipo crema.

En México, los medios de comunicación locales, como el diario Récord, publicaron que el América pagó USD 10 millones por el ariete ecuatoriano.

Sarzosa viajó al país norteamericano junto con el gerente de entonces, Byron Jara, para cobrar el porcentaje que le correspondía a El Nacional por esa transacción. Pero la directiva santista aseguró que el costo real fue de cinco millones y no de 10. “Les engañaron”, aseguró Landetta.

Mientras esto ocurría en el campo financiero, la cantera de los criollos seguía produciendo talentos y exportándolos al exterior. En este equipo se hicieron famosos Pedro Quiñónez, Christian Lara, Félix Borja, Jorge Guagua, David Quiroz, Renato Ibarra, Marlon de Jesús.

También se destacaron futbolistas como Walter Ayoví y Segundo Alejandro Castillo. Este último protagonizó un escándalo que sacudió el interior del club.

En la presidencia de Bohórquez, el hoy seleccionado fue transferido al Estrella Roja, del fútbol serbio. El Nacional pagó USD 250 000 a Espoli por el mediocampista. Y el club rojo lo vendió a un grupo de empresarios en 180 000. De esa cifra, la mitad le correspondió al cuadro policial, que aún poseía en su poder el 50% de sus derechos deportivos.

Finalmente, Castillo fue inscrito en el club manabita Deportivo del Valle y, luego, transferido al Estrella Roja. Los valores de esa transacción nunca se supieron. Ante ello, El Nacional inició un juicio en la Federación Ecuatoriana de Fútbol, sin resultados positivos para la institución militar.

Ese grupo de directivos pide que se convoque urgentemente a Asamblea y que se realice la auditoría para determinar qué pasó con esos valores pendientes.

1,5 millones recibió el club por el 70% de los derechos deportivos de Antonio Valencia en la venta al Villarreal español. Salió del equipo en el 2005, cuando tenía 20 años. Hoy está en el Man. United.

1,5 millones es el pago que recibió El Nacional del club Santos Laguna  mexicano, por el 75% de sus derechos deportivos.  Salió del club en el 2007 con 21 años. Ahora es figura del América.

180 mil dólares fue lo que recibió El Nacional por la venta de Segundo Castillo a un grupo de inversionistas. El volante se formó en Espoli. Salió de filas criollas en el 2006 con 24 años.

Los líos económicos

El grupo español  Cuatro Casas, un grupo de abogados dedicado a esta labor, ayudó a recuperar un estimado de USD 400 000 por las ventas de Valencia, Benítez y Pedro Quiñónez.
Según indicó  Ángel Sarzosa en su informe presidencial, el club quedaba con un déficit de USD 800 000. Hugo Villacís, el actual presidente,  sostiene que el déficit es de USD 2 millones.
Agustín Delgado reclamó en octubre del año pasado al club dinero por la venta de Renato Ibarra al Vitesse holandés. “Lo venden en millones y no pueden pagar el 15% de formación”. Salió del club Valle del Chota.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)