26 de February de 2012 00:02

¡No queremos violencia!

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los argentinos Carlos Ischia, DT de Deportivo Quito, y Edgardo Bauza, estratega de Liga, quieren que el fútbol esté libre de violencia. Tampoco quieren enojos o peleas que pongan en riesgo su amistad, que nació hace 28 años cuando ambos eran futbolistas y jugaban en Colombia, en 1984.

Ambos estarán hoy en la zona técnica del estadio Atahualpa y probarán sus esquemas en 90 minutos. Sus equipos se enfrentan a las 11:30, por la tercera fecha del Campeonato. Por eso, piden que la rivalidad que se vive en la cancha no llegue a las gradas y se confunda con violencia.

Los estrategas anunciaron que se estrecharán las manos, se abrazarán y, al final de la jornada futbolera, almorzarán, conversarán y, lo más importante, seguirán como buenos y conocidos amigos. Ischia, con buen sentido del humor, bromeó al contar que él será quien pague la invitación.

Así, ambos se quitarán las tensiones que se viven en la antesala del partido entre azulgranas y liguistas. Los experimentados entrenadores, durante la semana, se elogiaron mutuamente.

Ellos cerraron las prácticas previas al partido e insistieron con un mensaje: afrontar el cotejo como una fiesta; en paz y sin violencia, dentro y fuera del estadio.

Esto por los enfrentamientos de las hinchadas de ambos equipos, el 28 de enero pasado, tras un amistoso entre ambos equipos en el estadio Atahualpa.

Eso sí, en el fútbol, los DT ofrecen lo mejor. Los gauchos conocen algunos de sus secretos. Por eso, el ‘Patón’ Bauza esbozó una sonrisa al ser consultado si el ‘Pelado’ Ischia, como se llama al DT del plantel chulla, suele despistar a los periodistas y cambia de esquemas en los entrenamientos.

“Es un clásico (el Quito vs. Liga). Son partidos que salen de lo común en cuanto a la emotividad y así se los vive. Debe ser una fiesta en todos los sentidos”, enfatizó Bauza, de 55 años.

El ‘Patón’ recordó que el Quito es el actual campeón ecuatoriano y uno de los equipos que, al contratar a 16 jugadores esta temporada, es un candidato firme a pelear los primeros lugares.

Ischia, en cambio, reconoció el potencial futbolístico de Liga y la ambición de los hinchas de volver a ver a su club en un torneo internacional. “Que se entienda bien que se enfrentan dos de los mejores equipos del país y que será un duelo difícil para los dos”.

En Argentina, el enfrentamiento de ambos estrategas comenzó cuando el ‘Pelado’ dirigía a Vélez y Bauza a Colón, hace ocho años. El duelo se repitió en el balompié ecuatoriano desde el 2011, con la llegada de Ischia a la ‘AKD’.

Ellos admitieron que en Argentina hay una lucha continua por erradicar la violencia de los estadios. Por eso, pidieron a los futbolistas, dirigentes e hinchas del país a contribuir para que el balompié se viva como una fiesta sin brotes de violencia entre las barras organizadas.

Ischia, incluso, cuestionó el consumo de alcohol y drogas en los estadios. A su criterio, estos factores incentivan las peleas entre las barras organizadas al intentar demostrar su poderío.

¿Cómo se puede evitar la violencia en los graderíos del Atahualpa? Ischia dio la respuesta: “Que la mayoría (de hinchas) no se deje llevar por un grupo de 20, 30 ó 40 fanáticos, que siempre existen en cualquier parte del mundo, que buscan otras cosas y no a ver un partido de fútbol”.

Los futbolistas, principales actores en la programación de hoy, coincidieron en el pedido de afrontar el juego sin peleas.

Paúl Ambrosi, lateral izquierdo de Liga, definió al partido del Atahualpa como una especie de final, porque el plantel chulla es candidato a repetir el título. También pidió a los hinchas no mezclar la rivalidad con peleas entre barras organizadas.

En el equipo rival, el capitán azulgrana, Luis Fernando Saritama (ausente de hoy por una lesión), pidió a los aficionados que apoyen a los equipos. “Ambas barras deben tener en cuenta que el fútbol es un espectáculo para luego no lamentar cosas que ya han sucedido. Esta es una bonita oportunidad para tratar de estar en armonía con el fútbol”.

Como ejemplo para el público, los jugadores se comprometieron a estrechar sus manos antes y después del cotejo en el Atahualpa.

Entre tanto, Édison Méndez, volante de Liga, vivirá un cotejo especial: él jugó en el Quito y fue considerado la estrella del plantel. “El partido siempre será emocionante para el futbolista y el hincha. La gente debe disfrutar del espectáculo”. El control de la seguridad se inicia a las 07:00, para evitar brotes de violencia.

Las distracciones

Tras el  partido de hoy, los chullas  tendrán libre la tarde. Mañana, a las 13:00, irán al Palacio de Gobierno y compartirán un almuerzo con el presidente Rafael Correa.

Los albos también tendrán la tarde libre tras el cotejo. Los universitarios  tienen previsto volver a entrenarse  mañana en el Complejo de Pomasqui.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)