18 de June de 2013 19:15

Newell's Old Boys puede festejar el campeonato sin jugar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Newell’s Old Boys puede consagrarse campeón mañana del fútbol argentino de persistir el resultado del partido que Estudiantes de La Plata le ganaba por 2-0 como local a Lanús y que fue suspendido por la muerte de un fanático.

El equipo de Gerardo Martino se aseguró el domingo el primer puesto del Torneo Final al golear por 3-0 de visitante a Atlético de Rafaela, pero el triunfo sobre River Plate por 5-1 de Lanús dejó a este último con una chance de alcanzar la punta.

Con el 'millonario' fuera de competencia por el título, el 'granate' buscará dar vuelta la historia ante Estudiantes mañana por la tarde y contará con 45 minutos para lograrlo, pues en caso contrario Newell’s será el que festeje, sin salir al ruedo.

El equipo conducido por Guillermo Barros Schelotto necesita marcar al menos tres goles y que no le conviertan en los dos tiempos que animará mañana con Estudiantes en el Estadio Ciudad de La Plata.

 No habrá esta vez público de Lanús, pues el partido había sido suspendido por la muerte de Javier Gerez, un hincha 'granate' de 42 años al que un balazo de goma disparado por la policía le desgarró la arteria aorta.

La muerte de Gerez se conoció en el entretiempo del partido, disputado hace ocho días, y obligó al árbitro Patricio Loustau a suspenderlo de común acuerdo con los máximos dirigentes de ambos clubes.

Luego, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) determinó que todos los partidos de todas las categorías se jugasen sin público de los equipos visitantes hasta el final de los respectivos torneos.

Si Lanús revierte el resultado mañana ante Estudiantes, deberá ganarle también en la última fecha a San Lorenzo como visitante y esperar a que Newell’s no sume siquiera un punto como local ante Argentinos Jrs, apremiado por el descenso.

Si se dan simultáneamente todas esas combinaciones, será necesario un partido de desempate para dirimir el título, sino será Newell’s el que festeje, aunque no podrá hacerlo mañana en el Monumento a la Bandera, de la ciudad de Rosario.

En ese sitio, que es a esa ciudad lo que el Obelisco a Buenos Aires en materia de festejos deportivos, ya se congregaron el domingo los fanáticos “leprosos” , pero mañana no podrán repetirlo.

Esto debido a que la zona está vedada porque será escenario dentro de dos días de los festejos por el día de la creación de la bandera nacional que encabezará la presidenta Cristina  Fernández de Kirchner.

Se presume que el festejo de los hinchas de Newell’s se trasladará al aeropuerto el miércoles por la noche, pues allí llegará el plantel de Martino a su regreso del duelo que sostendrá por la Copa Argentina frente a Talleres de Córdoba.

La dirigencia de Newell’s, más cauta, apuesta a que los fanáticos sepan aguardar hasta el domingo para festejar eventualmente el título obtenido en su propio estadio: el Coloso Marcelo Bielsa.

En ese escenario, bautizado así en honor al ex entrenador de las selecciones de Argentina y Chile y uno de los máximos referentes en la historia de Newell’s, el equipo de Martino cerrará su participación ante Argentinos Jrs, como se dijo.

Solo entonces los hinchas podrán dar rienda suelta a la fiesta por la obtención del sexto título en torneos locales, tras el Metropolitano en 1974, el campeonato de primera (1987-88 y 1990-91) , el Clausura 1992 y el Apertura 2004.

Y será sin dudas merecido pues Newell’s demostró ser el mejor equipo del torneo, a pesar de que con un plantel no muy numeroso peleó simultáneamente también en la Copa Libertadores, donde jugará ahora las semifinales.

Newell’s buscará también el título en el torneo continental, tras las finales perdidas en 1988 y 1992, este último con Bielsa como entrenador y Martino, su actual conductor, por entonces como jugador.

Es el mismo Martino que supo llevar a la selección de Paraguay al Mundial de Sudáfrica 2010 y al subcampeonato en la Copa América de Argentina 2011, antes de volver a Newell’s para ayudarlo a evitar el descenso.

Lo mismo hicieron el volante Maxi Rodríguez, que retornó desde el Liverpool para darle una mano al club de sus amores, y el experimentado zaguero Gabriel Heinze, ex Manchester United, París Saint Germain y Real Madrid, entre otros.

"Yo ya me siento campeón. Creo que este equipo hizo los méritos para serlo" , destacó Heinze, quien se perderá el último partido de Newell’s por sanción y luego podría “colgar los botines” con el sueño cumplido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)