2 de May de 2011 00:00

El Nacional reencontró su racha goleadora

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Mario Saralegui, DT de El Nacional, celebró con euforia el cuarto gol de su equipo, más que los tres anteriores.

El estratega uruguayo sustentó, al final del triunfo 4-1 sobre el Manta, que ese gol convertido por Javier Chila “fue el que aseguró la victoria”. Las otras conquistas fueron de Juan Luis Anangonó (2) y de Edmundo Zura.

El Nacional fue completamente superior ayer al Manta en el estadio Atahualpa. Administró el esférico con criterio, su defensa pasó pocos apuros, pero su punto débil fue la definición.

Los hinchas criollos se comportaron exigentes con Saralegui y su plantel. En la mente de ellos está la racha de siete partidos invictos que acumuló El Nacional hasta la fecha anterior, cuando cayó apretadamente con el Independiente del Valle (1-0).

Al final del primer tiempo, militares y mantenses se fueron a los camerinos con el marcador en blanco (0-0). Esto exasperó a los seguidores del rojo, quienes silbaron a los jugadores mientras abandonaban la cancha.

Su enojo se sustentó en esa superioridad del local. Quienes tuvieron mayor trabajo fueron los pasabolas que se colocaron detrás del arco norte en donde se ubicó el meta Damián Lanza. Ellos tuvieron que recoger constantemente los balones que se estrellaron en la pista atlética del estadio.

La virtud de El Nacional fue rotar el esférico con los cambios de frente de Marwin Pita, con la picardía en las gambetas de Renato Ibarra, los desbordes por la derecha de José Madrid y la explosión de los delanteros Anangonó y Édison Preciado. Sin embargo, para definir, todos optaron por patear desde fuera del área.

El Manta solo tuvo una oportunidad, un tiro libre que cobró el zaguero uruguayo Pablo Melo. Desde unos 35 metros, el defensor estrelló el balón en el horizontal.

Pero la actitud de los jugadores criollos mejoró en la etapa complementaria, quizá alentados por el sorpresivo apoyo de los hinchas cuando saltaron a la cancha.

Así, dos inspiraciones de Anangonó en dos minutos, permitieron a El Nacional ganar confianza. El primer gol fue de penal y el segundo con un potente remate dentro del área. El tanto del descuento del Manta llegó por la única jugada colectiva que armó en ataque, con Jefferson Nájera, quien remató cruzado.

La hinchada de El Nacional presionó nuevamente con silbidos al ver la pasividad de su equipo en la cancha. Querían un equipo arrollador. Esto se concretó con los goles de cabeza de Zura y Chila.

Es que en el gramado se observó a El Nacional relajado, tocando cuantas veces fueran necesarias hasta encontrar espacios, algo que el mismo estratega Saralegui admitió en la rueda de prensa. “Manta no podía sostener un ritmo alto de competencia en Quito. Por eso impusimos nuestro ritmo, no había necesidad de exigirnos”, expresó el DT charrúa.

La figura

Juan Anangonó fue explosivo  

El delantero de El Nacional apareció en el momento indicado. Marcó dos goles y eso generó confianza en sus compañeros para afrontar la segunda etapa. Fue un ariete que jaló marcas cuando corrió. Cuando no lo abastecieron, colaboró en la marca.

La contrafigura

Elio Lastra generó el penal del primer gol 

El lateral derecho del Manta  tuvo un bajo desempeño. Por su costado, el criollo Hugo Vélez desbordó las veces que pudo. Además, sujetó del brazo a Juan Luis Anangonó para el penal que derivó en el primer gol militar. El DT Gabriel Perrone lo sacó de la cancha.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)