5 de December de 2011 00:01

El ‘Nacho’ sueña con la Libertadores

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Hay una frase futbolera que dice “partido para estadio lleno”. Y este marco de público es el que mereció el juego protagonizado por El Nacional y Liga Deportiva Universitaria de Loja.

Un ‘partidazo’, no solo por el marcador, que refleja la entrega y la ambición de gol de ambos clubes, sino por la calidad técnica de las anotaciones que hicieron vibrar de emoción a los 3 000 aficionados, que estuvieron la tarde de ayer en el estadio Olímpico Atahualpa de la capital.

El drama y la alegría que se vivieron en las tribunas del coloso quiteño contrastaron con el clima frío y el cielo nublado. No obstante, el calor de la gente transformó la tarde en un ambiente de fiesta, para estar a tono con las celebraciones que se viven en Quito.

Desde el arranque del partido, El Nacional y Liga de Loja salieron con ímpetu ganador. Tanto así que en los primeros 15 minutos de juego hubo tres ocasiones claras de gol, dos para los ‘militares’, en los pies de Juan Anangonó y una para los ‘universitarios’, por intermedio de Édder Vaca. Tras el buen presagio del inicio, El Nacional tomó el control del balón, gracias a la estupenda actuación del volante ofensivo Marwin Pita, quien a la postre se convertiría en la figura descollante de su club.

A los 20 minutos, el propio Pita cobró un tiro de esquina y Ronald de Jesús desvió el esférico a su misma portería, ante la mirada atónita del arquero Alvarado, y los puros criollos ganaban 1-0.

Pero mientras los festejos de la hinchada local todavía retumbaban en las gradas, una excepcional definición dentro del área de Carlos Feraud, quien engañó con sutil finta al golero Danny Cabezas, colocaba la paridad en el juego. El grupo de unos 50 aficionados lojanos despertó en la tribuna noroccidental del Atahualpa.

El Nacional reaccionó y nuevamente se fue para adelante, pero en dos ocasiones más el grito de gol fue ahogado por las grandes atajadas de Alvarado.

[[OBJECT]]

Y como “el que no los hace los ve hacer”, a los 41 minutos, un desborde de Feraud en media cancha, pase preciso para Armando ‘La Bomba’ Gómez, amague, Cabezas por los suelos y el lateral derecho ponía el 2-1. Golazo. Los hinchas de la ‘U’, exultantes, saltaban y agitaban banderas de su equipo. Los criollos se miraban a las caras y no lo podían creer.

Seguramente, la charla técnica del uruguayo Mario Saralegui en el entretiempo motivó a sus pupilos. Los ‘militares’ salieron con todo y al minuto 47 Pita cobró un tiro libre, estilo ‘cucharita’, y puso el balón en los pies de Fabricio Guevara, quien fusiló al arquero visitante y dejó el marcador 2-2.

Liga de Loja no se amilanó. Todo lo contrario, como si se jugara una final, arremetió contra el área rival y al minuto 52 el brasileño Fabio Renato estuvo a punto de marcar, pero otra gran actuación de Cabezas se lo impidió.

En el minuto 66, nuevamente Pita hizo alarde de clase y otro centro exacto le dejó solo a Anangonó, que esta vez sí logró definir ante la salida de Alvarado. Otro golazo. Con el 3-2, los hinchas del ‘Nacho’ pasaban de la desesperación a la esperanza.

Y otra vez, dos minutos más tarde, Liga emparejó las acciones tras un tiro penal correctamente cobrado por Vaca, con zurda, al palo derecho de Cabezas. La falta dentro del área la cometió Fricson Erazo en contra de Renato. Nada que reclamar al árbitro.

Los hinchas lojanos festejaban como si se tratara de un gol de final de torneo, mientras que los quiteños veían cómo la desilusión volvía la tarde aún más fría y gris.

Pero como Quito está de fiesta, Marvin Pita, genio y figura del partido, marco un gol de antología: luego del gol lojano, saque en la mitad de la cancha y desde allí el manabita sacó un ‘zapatazo’ que se clavó en el ángulo del arco. Había que ver los rostros de los hinchas criollos para contarlo. 4-3 y a soñar con el repechaje para la Libertadores. Todo depende de lo que haga Liga de Quito. Si gana la Sudamericana, El Nacional se quedará sin repechaje, pero si no, el sueño continúa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)