28 de April de 2014 15:12

El mordisco que dio Alves al plátano se convierte en gesto de moda antirracista

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Un "gesto osado" el de Dani Alves, estimó la propia presidenta de Brasil Dilma Rousseff: comer una banana, como hizo el lateral del FC Barcelona el domingo, se convirtió en un nuevo símbolo antirracista, tendencia en Brasil.

El plátano al campo forma parte del repertorio de ofensas de los aficionados racistas contra jugadores negros o mestizos. En Europa, se ve con regularidad en estadios de España e Italia.

Antes de cobrar un tiro de esquina en un partido por la Liga BBVA, Dani Alves tomó un plátano del gramado, lo peló y le dio un mordisco.

"Llevo en España 11 años y 11 años igual. Hay que reírse de estos retrasados", afirmó el jugador tras el duelo. "No vamos a cambiar esto, hay que tomárselo casi en broma y reírse de ellos", añadió.

Comiendo la fruta, el brasileño envió un mensaje, pero también tomó energía... Dos centros que llevaron a goles del FC Barcelona, que venció por 3-2 al Villarreal.

Ya lo decía su padre, recordó el lateral este lunes en las redes sociales: "hijo mío, coma plátano para evitar calambres, jaja. ¿Cómo adivinaron? ".

El Villarreal condenó el acto de racismo e informó que a su autor se le prohibirá el acceso al estadio de "por vida". Mientras, el padre del jugador, el agricultor Domingos Alves, dijo que hubiera recomendado a su hijo no comer la fruta porque podía estar "envenenada", y además anunció que plantaría a partir de ahora... plátanos.

"El jugador úDaniAlvesD2 [el usuario de Alves en Twitter, ndlr] dio una respuesta osada y fuerte al racismo en el deporte", lanzó Rousseff. "Delante una actitud que lamentablemente se ha tornado común en los estadios, úDaniAlvesD2 tuvo actitud", agregó.

La mandataria mostró, además, su apoyo a la "campaña #somostodosmacacos [somos todos monos ndlr]", lanzada por Neymar: el joven astro de la selección brasileña, y compañero de Alves en el Barça, publicó una foto comiendo un plátano junto a su hijo, que sostiene un peluche de banana.


Y se convirtió rápidamente en moda: miles de personas siguieron el ejemplo y emitieron mensajes en las redes sociales en apoyo al lateral derecho... muchas veces acompañados de fotos con plátanos.

Muchos son anónimos, otros grandes personalidades. Tres jugadores del Chelsea, por ejemplo, publicaron un video en internet: David Luiz dice: "somos felices y todos somos...". Ahí, Oscar y Willian completan en coro: "¡macacos!".

Otros que se unieron a la protesta fueron el cantante Michel Teló -autor del popular tema 'Ai se eu te pego' y el expiloto de Fórmula 1 Rubens Barrichello.

Dar un plátano

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, calificó el hecho como "una barbaridad" y prometió "tolerancia cero" con cualquier forma de discriminación durante la Copa del Mundo, que se celebra en 45 días en Brasil.

Por su parte, el delantero argentino del Manchester City Sergio Agüero se tomó una foto con Marta, la estrella del equipo femenino de Brasil, cada uno con un plátano.

 Mientras, Romario, exatacante de la 'seleçao' y hoy diputado federal, estimó que "el racismo no desapareció pero fue derrotado" por Alves.

El atacante Fred, sin plátano, se adhirió de otra manera la protesta: al contraataque. En una foto publicada en su perfil de Facebook, el jugador del Fluminense realiza un "corte de mangas", como se conoce en España al gesto vulgar en el que se alza un brazo en forma de L con el puño cerrado. Curiosamente, en portugués, al mismo gesto se le llama "dar un plátano".

"Un plátano al racismo. Lamentablemente no es un problema que se limita a España. Es un problema que mancha al deporte y a la sociedad en general en todo el mundo", escribió.

Los casos de racismo incluyen también a Brasil. Por estos días, hinchas del modesto club Esportivo Veranopolis bloquearon el tubo de escape del auto de un árbitro de ascendencia afroamericana con un plátano. El club fue castigado con la retirada de nueve puntos en el campeonato regional y después rebajado.

Y en este contexto de comer plátanos, un giro inesperado: algunos internautas creen que con el "somos todos monos" la teoría de la evolución de Charles Darwin toma fuerza sobre la del creacionismo,que defiende fervientemente la iglesia evangélica, a la que por cierto pertenecen muchos jugadores de Brasil.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)