7 de April de 2014 15:54

Ministro británico Economía visita ONG en complejo favelas de Río de Janeiro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El ministro británico de Economía, George Osborne, visitó hoy, lunes 7 de abril la sede de "Luta pela Paz" (Lucha por la Paz), una ONG en el complejo de favelas de Maré, en Río de Janeiro, que se propone ofrecerle a los jóvenes de estos barrios una alternativa de vida lejos de la violencia y a través del deporte.

El ministro, que inició una visita a Brasil, presenció una "roda" de Capoeira; observó durante unos instantes un entrenamiento de las diferentes actividades deportivas que desarrollan en el proyecto "Luta pela Paz" y fue testigo de varios combates de boxeo de algunos de los niños con quienes trabajan los voluntarios de la ONG.

Posteriormente se acercó a ellos y les dirigió unas palabras de ánimo en las que les dijo que eran un ejemplo para la sociedad y les animó a continuar su entrenamiento para sacar el máximo rendimiento de la vida.

Asimismo señaló que, "con lo que están haciendo", se pueden aprender muchas cosas "para ayudar a niños y jóvenes en otros lugares del mundo como Londres", donde el proyecto Luta pela Paz también trabaja con menores en situaciones de exclusión social.

"Son todos embajadores, un ejemplo en la vida de lo que puede hacerse si uno no desiste", afirmó. El proyecto de "Luta pela Paz" nació en el año 2000 de la mano de la ONG Viva Rio impulsado por el exboxeador Luke Dowdney con la intención de acercar a los niños de este complejo de favelas, durante muchos años uno de los grandes bastiones del narcotráfico en Río de Janeiro, a los deportes de combate para de este modo alejarles del crimen.

Además, a través de deportes como el taekwondo, el judo o el boxeo, busca conseguir que tengan un mayor desarrollo personal. Acompañado por el embajador británico en Brasil, Alex Ellis, y la cónsul en Río de Janeiro, Paula Walsh, Osborne hizo un pequeño recorrido por el complejo de Maré desde la sede del batallón de la policía militarizada en la zona hasta el edificio que alberga el gimnasio donde entrenan los jóvenes de Luta pela Paz.

El complejo de favelas de Maré, en el que residen unas 120 000 personas, fue ocupado el pasado 30 de marzo por fuerzas policiales y hasta entonces estaba considerado el último gran fortín del narcotráfico en Río de Janeiro.

Hace tres días un grupo de casi 2 700 soldados y fusileros navales sustituyó a los policías en el control de sus calles, en las que actualmente realizan labores de patrulla en busca de drogas, armas y presuntos narcotraficantes.

Mientras Osborne realizaba su visita, los militares continuaban sus labores en algunos de los lugares más apartados y de difícil acceso como la colonia de pescadores del complejo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)