16 de January de 2014 18:19

Messi sacia su sed de goles al anotar en la Copa del Rey

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Leo Messi, con dos nuevos goles frente al Getafe, resolvió cualquier duda sobre su recuperación física y frente al Getafe (0-2) lanzó al  Barça a los cuartos de final de la Copa del Rey, en los que también estará la Real Sociedad, que sorprendió en El Madrigal (0-1) a un Villarreal que le había goleado en la Liga española apenas tres días antes.

Confirmados los dos últimos clasificados de octavos, Atlético de Madrid-Athletic Club, Espanyol-Real Madrid, Levante-FC Barcelona y Real Sociedad-Racing Club serán los cuartos de final, cuyos partidos de ida se jugarán la próxima semana.

Porque no hubo milagro en Getafe, donde pocos creían que el equipo madrileño pudiese repetir la hazaña de 2007, cuando levantó con cuatro goles un 5-2.

No se fió el "Tata" Martino, que esta vez sí envió al campo desde el inicio a Messi y Neymar y el Barça solventó sin muchos apuros el trámite, pese a que la primera ocasión la tuvo el Getafe, en el minuto 19, desbaratada por Pinto tras un disparo a bocajarro de Juan Rodríguez.

Messi, que hace una semana le había aclarado en media hora el panorama al Barça con dos goles, sació su sed de balón y de reconocimiento. Jugó su primer partido completo y, tres días después de regresar de Zúrich con el Balón de Plata, volvió a demostrar que es un jugador único.

Marcó en el 43, con un disparo cruzado y amplió la ventaja en el 63, con una jugada marca de la casa, en la que fue dejando rivales atrás para demostrar que la lesión que le apartó más de un mes de la competición es cosa del pasado.

La cómoda clasificación barcelonista tuvo el regusto amargo de la lesión del brasileño Neymar, que se retiró en el minuto 25 con un esguince en el tobillo derecho, y tiempo para la conmemoración; los 700 partidos de azulgrana que suma Xavi Hernández, que entró en el campo en el minuto 70, en sustitución de Césc Fábregas.

Que la Copa es una competición especial ya lo demostró el martes el Racing, un equipo de la Segunda B capaz de sobreponerse a sus problemas institucionales y a once horas de autobús para derrotar al Almería (0-2), y hoy lo corroboró la Real Sociedad, que ante el mismo rival y en el mismo campo donde fue vapuleada el lunes, logró el pase a cuartos.

Apenas 72 horas después de encajar cinco goles, el conjunto de Jagoba Arrasate ofreció una imagen totalmente opuesta. Del intercambio de rotaciones propuesto por ambos técnicos -8 cambios en el Villarreal respecto a la Liga y 6 en la Real- salió vencedor el conjunto vasco.

La Real cerró mejor su portería y aprovechó la ocasión que tuvo en el primer tiempo, para marcar por medio del navarro Javi Ros (m.32), tras aprovechar un rechace del meta Juan Carlos para adelantar a su equipo, en el minuto 32.

Fue suficiente, porque no fue la noche de un Villarreal peleado con la suerte; que vio cómo se anulaba un gol en el minuto 64, por fuera de juego del argentino Mateo Mussachio, y que después desperdició un penalti por medio del francés Jeremy Perbet.

La Real, contra pronóstico, entra en cuartos de una competición que le era esquiva en esta ronda desde 1993. Su rival será el Racing de Santander, para reeditar un clásico norteño que quedó desactivado en el momento que el club cántabro despeñó hasta Segunda B.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)