4 de January de 2011 00:00

‘Era el más querido para mis suegros’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Sixto Vizuete es un hombre que comparte el poco tiempo que tiene con su familia. Cree en el amor verdadero y le agrada el cariño de la gente de su pueblo.

¿Qué hace en su tiempo libre?

Bueno. Este año no he tenido mucho tiempo fuera del fútbol, así que se lo dedico a mi familia, voy a mi tierra a visitar a mis padres y recientemente he estado leyendo un poco.

¿Qué le gusta leer?

Todo lo que tiene que ver con fútbol. Pero últimamente he leído libros de cómo se consigue el éxito y la organización..

En su tierra ¿cómo se distrae?

La mayor parte del tiempo, paso con mis padres, porque durante el año no los veo mucho. También voy a visitar a mis hermanos y otros familiares que están en Guaytacama.

¿Aún lo aprecian en Guaytacama?

Sí. La gente me guarda cariño, respeto y consideración. Porque creo que he sido uno de los ciudadanos más destacados. Y eso me compromete más para seguir preparándome día a día para los nuevos retos.

Y en Quito ¿lo quieren?

Cuando salgo con mi familia a algún lado la gente quiere autógrafos, fotos y yo comparto con todos. No he cambiado que es lo más importante porque a pesar de los logros obtenidos, sigo siendo el mismo.

¿Qué es lo que más extraña de su tierra?

Mis padres. La comida de mi madre; por eso cuando uno voy de visita a Guaytacama regreso renovado, por el aire puro y la comida del campo.

¿Cuál es la comida que más le gusta?

El arroz de cebada, es mi sopa favorita y siempre, siempre mi esposa sabe que todos los lunes debemos comer esa sopa.

¿Cierto que le gustan las golosinas?

Bueno, no tengo ningún apego por los dulces. Pero las frutillas y la sandía son mis golosinas preferidas.

¿Es cierto qué su esposa era una de sus mejores amigas?

Yo jugaba en un equipo que se llamaba Alianza Sporting Club de Guaytacama y los dos hermanos de mi esposa jugaban conmigo. Ahí le conocí desde que era una niña, porque yo soy mayor con cinco años. Luego fuimos creciendo y como todos nos conocíamos, éramos muy buenos amigos. Desde ahí creció el cariño y luego el amor.

¿Se le hizo difícil decirles a sus amigos que estaba enamorado de la hermana?

No. Porque nuestra amistad era sincera. Pero como todo hermano celoso si hubo un inconveniente, pero no pasó a mayores. Igual al principio, los padres de ella no me querían y después llegué a ser el más querido.

¿Cree que existe el amor verdadero?

Sí existe. Llevo casado con mi esposa (Shadira Tapia) 25 años y creo que por eso el amor verdadero y sincero si existe. Y la tengo a mi lado.

Y con sus hijos ¿cómo comparte su tiempo libre?

Con mis hijos hacemos de todo, junto a ellos soy el hombre más bueno del mundo. Soy muy permisivo, para recompensar el tiempo que no estamos juntos. Ellos son mi vida.

Y de su niñez ¿qué es lo que más recuerda?

Hay muchos recuerdos, unos bonitos y otros no tan agradables. Porque el ser humano no es perfecto.

¿Pero cuáles son los buenos recuerdos?

Los amigos, los que ya no están en mi pueblo. Mis padres y lo bello que es mi pueblo.

¿Y los no tan buenos?

El saber que uno no tenía todas las comodidades necesarias como para poder subsistir y poder desarrollarse como familia. Pero destaco la labor de mis padres.

¿Y cuáles eran los dibujos animados más comunes ?

Marco. Recuerdo mucho esa serie, me gustaba verla. Pero también la abejita Maya y el Chavo del 8. Esas eran las series que me encantaba ver, para relajarme como niño.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)