15 de March de 2013 00:02

Más cámaras que noticias en Monteolivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A las 11:30, una van Hyundai blanca avanzó a toda velocidad por el frente de la Casa de la Selección. El conductor anunciaba su arribo pitando de forma desesperada. Al frente suyo y formando una barrera, entre el automóvil y la puerta principal, un grupo de camarógrafos apuntaba el ingreso del vehículo.

Los camarógrafos tuvieron que hacerse a un lado rápidamente ante el paso veloz de la van en la que el conductor trasladaba a seis seleccionados que habían llegado una hora antes desde Guayaquil al aeropuerto de Tababela: Frickson Erazo, Juan Carlos Paredes, Óscar Bagüí, Gabriel Achilier, Pedro Quiñónez y Marcos Caicedo .

El golero Máximo Banguera llegó 20 minutos más tarde con el coordinador Pedro Mauricio Muñoz en otro automóvil y también se dieron modos para eludir el acoso mediático.

Ayer la Selección tuvo su primera reunión con los 13 jugadores que actúan en el torneo local. Pese a que no estaba prevista ninguna declaración o rueda de prensa, docenas de comunicadores llegaron desde las 08:30 hasta el sector de Monteolivo para captar, aunque sea, a la pasada, una declaración de los seleccionados.

La actividad en la puerta del complejo futbolístico era constante. Los primeros en llegar, antes que los jugadores, fueron los proveedores de comida. Una camioneta Chevrolet Luv doble cabina cargada con papayas, cabezas de plátano verde y cajas de tomates de árbol ingresó al interior del complejo. Más avanzada la mañana otro camión con bebidas gaseosas e hidratantes también hizo su ingreso al recinto deportivo.

Todos pasaban, pero nadie conversaba. Con los jugadores de Barcelona y Emelec (que sumaban siete de los 13 convocados) fuera de alcance, las esperanzas de los comunicadores se centraban en Henry León, el volante de Independiente; en Jorge Guagua, del Deportivo Quito; o en el juvenil Darwin Cuero, de El Nacional, y en Luis Saritama, Eduardo Morante y Alexander Domínguez, de Liga. Los dos últimos entraron en silencio, en un taxi.

León salvó los platos. El volante fue acorralado a su entrada y habló de su ilusión por estar en el equipo. Algo similar declaró Cuero, visiblemente emocionado por ser citado como tercer arquero. "Vengo a aprender mucho de Máximo Banguera y de Alexander Domínguez".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)