25 de February de 2013 00:01

El Manta es un volcán en la cancha del Jocay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Otro partido más que el conjunto manabita gana en casa. El estadio Jocay se ha convertido en el fortín del Manta FC, donde hasta ahora ha obtenidos dos triunfos, mostrando un buen desempeño de los jugadores.

El entrenador Edwin Cozar sabe cómo plantear los juegos en su cancha. Ante Deportivo Cuenca aprovechó la velocidad de Cristian Lara y el olfato goleador de Luis Miguel Escalada, quien convirtió dos tantos y se filtró ante la floja defensa 'morlaca' que estuvo perdida durante todo el encuentro.

En su casa, los manabitas han obtenido siete puntos de los ocho que suma hasta la quinta fecha. En el primer partido ganó 3-1 a Independiente del Valle, empató con Macará 1-1 y ayer ganó 3-1 a Deportivo Cuenca.

Esta buena campaña evidencia el trabajo del DT Cozar en lo defensivo. Ante los 'australes', la zaga se mostró segura y no generó espacios al rival tal como pasó ante los del Valle. El Manta fue agresivo, aprovecho los errores del Cuenca y con llegadas de Cristian Lara y John Carabalí tuvieron a los rivales en su propia área.

[[OBJECT]]

Por su parte, el Cuenca no fue efectivo. Javier Charcoba fue el encargado de armar y atacar. Los volantes manabitas anularon las acciones de Damián Manso, quien no fue desequilibrante como en otros partidos.

Para fortuna de los locales, el arquero Ángel Mosquera cometió una falta sobre Carabalí en el área chica en los primeros minutos del partido. El encargado de marcar el gol desde los doce pasos fue Escalada, quien puso el balón cerca del palo derecho del arco.

Los manabitas siguieron atacando. Un centro de Cristian Lara permitió que Ricardo López marque el segundo gol apenas dos minutos después del primero. Los jugadores cuencanos respondieron rápidamente. Charcoba fue el encargado de anotar para el 'Expreso'.

Apenas empezaba el segundo tiempo y Escalada anotó el tercer gol de los locales. Deportivo Cuenca no encontró cómo responder a los ataques de los 'atuneros'.

Los jugadores morlacos demostraron que no pueden recuperar el ritmo de juego cuando van cayendo en el marcador. Damián Manso volvió a ser el jugador lento que no aportó ni conectó los pases que lo caracterizaron en Liga de Quito del 2008.

Cuenca desgastó su físico para nada, los jugadores se encerraron en su área y no buscaron remontar el resultado. Mientras que los locales dosificaron bien las energías y encararon constantemente la portería morlaca.

Este es el tercer partido que los cuencanos pierden en condición de visitantes. Ellos de locales también muestran falencias. Empató los dos juegos, el primero ante Deportivo Quevedo y el segundo ante Liga de Quito.

Para su próximo compromiso, Manta buscará mantener su ritmo ante Liga de Quito en la Casa Blanca y Deportivo Cuenca visitara a Independiente del Valle en el estadio Rumiñahui, donde los 'Rayados' han conseguido buenos resultados.

Escalada causó dolor de cabeza a los rivales El delantero argentino volvió a ser importante. Su olfato goleador permitió que el Manta se adelantara tempranamente en el marcador.

Manejó el balón a su gusto, rompió la defensa cuencana con facilidad y se entendió bien con Cristian Lara.

Tuvo algunas oportunidades más de marcar, pero el arquero Mosquera evitó que se abultara el resultado. Él y John Carabalí se transformaron en la dupla atacante de los 'atuneros', que siguen invictos en su casa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)