1 de December de 2013 11:36

Manchester United no pasa del empate en su visita a Tottenham

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Tottenham y el Manchester United firmaron hoy en Londres un empate (2-2) que les deja a ambos fuera de los puestos de Liga de Campeones.

Los "spurs" llevaron la iniciativa en el encuentro y se adelantaron en dos ocasiones, por medio del ingles Kyle Walker y el brasileño Sandro

Raniere, pero el también inglés Wayne Rooney se encargó de equilibrar por dos veces el marcador, la segunda de ellas de penalti.

Sobre el césped de White Hart Lane, al norte de la capital británica, se enfrentaban hoy dos conjuntos dispuestos a dejarse la piel en el campo por los tres puntos.

El Tottenham, que inició la temporada pensando en la clasificación para la Champions, corre el peligro de quedarse atascado en el medio de la tabla.

La derrota por 6-0 ante el Manchester City la pasada jornada ha dejado al equipo londinense temblando y a su entrenador, el portugués André Villas-Boas, en la cuerda floja.

El United, por su parte, parece haber recuperado terreno respecto al inicio del curso, uno de los peores de su historia reciente, pero necesitaba hoy una victoria para continuar a la estela de los primeros de la clasificación.

Así las cosas, ambos conjuntos salieron encendidos al campo y los locales tardaron poco más de un cuarto de hora en mover el marcador a su favor.

El colegiado Mike Dean apreció una falta de Evans sobre Paulinho al borde del área que Walker se encargó de convertir en un disparo que superó la barrera de los "diablos rojos" y se coló por el centro de la meta del español David De Gea.

Los "spurs" parecían dispuestos a tumbar el United en esos primeros minutos y pudieron marcar el 2-0 poco después con una volea de Michael Dawson que parecía dirigida a la red pero que chocó con Rooney sobre la línea.

Fue precisamente el internacional inglés quien equilibró el duelo pocos minutos después, a la media hora de juego, al hacerse con un balón en el interior del área tras un centro de Phil Jones que remató directo a gol.

Los locales salieron con energías renovadas en el segundo tiempo, y nada más empezar firmaron su segundo tanto con un disparo lejano de Sandro Raniere.

El brasileño se hizo con el balón en la zona de medios, burló al inglés Tom Cleverley con dos recortes que le doblaron la cintura, y descerrajó un potente tiro que De Gea no esperaba. El balón se clavó en la escuadra derecha de la meta del español.

Tras el segundo del Tottenham, los de David Mayores se revolvieron de rabia e iniciaron cinco minutos de constantes ataques de los que sacaron un penalti a favor.

El árbitro consideró que el portero "spur" Hugo Lloris derribó en el área Danny Welbeck, que se escoraba hacia al izquierda con el balón controlado, y Rooney plantó el balón en los once metros.

El inglés lanzó un tiro raso, al centro, que engañó a Lloris, que había apostado por un tiro hacia la izquierda y que recogió el balón del interior de su portería por segunda vez esta tarde.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)