12 de November de 2011 00:05

La magia de Luis Suárez hunde a Chile

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Bien arriba. En lo más alto. Uruguay sigue ganando, sumando y liderando en el continente. De la mano de un infernal Luis Suárez,
ganó 4 a 0 a Chile en el Centenario y se sacó la espina contra el equipo trasandino.

El salteño anotó los cuatro goles de la 'Celeste' y redondeó una noche histórica e inolvidable.
Sí, cuatro. Ni uno, ni dos, ni tres: ¡Cuatro! El hombre del Liverpool de Inglaterra fue una bestia, con todas las letras, y él solito pasó por arriba a los chilenos.

Con dos goles en el primer tiempo lo liquidó y con otros dos en el segundo decretó la goleada. Como si fuera poco, llegó a cinco tantos en las Eliminatorias y es, además del mejor desde la Copa América, el que más goles hizo.

Pero no solo Suárez está arriba. La 'Celeste' también. Es como para pellizcarse. O sacarle una foto a la tabla. Tras tres fechas de las siempre duras, parejas y difíciles eliminatorias, Uruguay sigue primero y rompiendo marcas.

Uruguay le pasó por arriba a Chile y tras un arrollador primer tiempo liquidó un partido que se presentaba complicado en lo previo, ante un rival al que no le ganaba desde las eliminatorias de Alemania 2006.

[[OBJECT]]

Luego de un arranque a todo trapo, en el que Suárez y Cavani avisaron por todos lados, la justicia llegó en el minuto 41, con un golazo desde afuera del área.

Minutos después, cuando ya moría el primer tiempo, un error de Claudio Bravo terminó en una serie de rebotes dentro del área, que Suárez empujó pasándole por arriba a Waldo Ponce (con falta incluida) para poner el 2 a 0.
En el complemento, ni el delantero ni el equipo sacaron el pie del acelerador y con un cabezazo y un nuevo remate desde afuera del área puso las cosas 4 a 0.

Pero no solo Suárez brilló. Fue el mejor, claro, pero no el único que se destacó: Muslera tapó un impresionante mano a mano cuando el partido estaba 0 a 0. Godín, con un saque a último momento, también salvó al equipo. El 'Ruso' y Egidio fueron dos tractores en el medio y Cavani, hoy un poco más impreciso, una fuente de peligro constante. Uruguay ganó, goleó y llegó a siete puntos. Terminada la tercera fecha está como el único primero y pese a tener fecha libre el martes quedará en posiciones de clasificación directa.

Y la gran figura de la noche fue Luis Suárez. Él pidió anoche llevarse la pelota y se robó los aplausos, pero no perdió la humildad. "No importa quién los haga", expresó. Entrevistado por la TV apenas terminó el partido, el salteño, con la voz ronca de gritar los goles, mostró su felicidad.

"Es una costumbre. Si haces tres goles te puedes llevar la pelota. Hoy fueron cuatro y se dio para poder llevarla", comenzó Suárez, quien destacó que es la primera vez que anota más de dos con la Selección. Ya me había pasado una o dos veces en el Ajax", dijo.

De todos modos, Suárez destacó la actuación del equipo. "El equipo ganó de la mejor forma. No importa quién haga los goles. Hoy me toco a mí", expresó.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)