3 de May de 2010 00:00

Macará volvió a triunfar luego de 9 fechas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Macará empezó a mostrar el juego que distingue a los equipos de Carlos Sevilla. Ante Espoli, el equipo ambateño fue práctico: convirtió un gol, intentó marcar con orden y apelar a los errores de un rival que mostró mayor vocación ofensiva.

Esa estrategia utilitaria dio resultado y el conjunto ambateño alcanzó su segundo triunfo en el torneo, en el cotejo del sábado 1, en el estadio Olímpico de Santo Domingo de los Tsáchilas.

Antes de este partido, el ’Ídolo de Ambato’ solo había triunfado el 28 de febrero, en la cuarta jornada del Campeonato. Ese día, el plantel derrotó a Universidad Católica con tres anotaciones de Jaime Iván Kaviedes. Desde entonces pasaron nueve fechas.

En el cotejo del sábado, Macará anotó el gol por una jugada fortuita. El mediocampista Luis Caicedo ejecutó un tiro libre a los 49 minutos que fue interceptado por el defensa Cristian Ojeda. El zaguero tuvo tan mala fortuna que empujó el balón al arco de su equipo, defendido por Adrián Bone.

Bone, el joven arquero (tiene 21 años) no pudo evitar el remate en su arco, pese a que mostró un buen desempeño en el juego.

Tras la conquista, el plantel local intentó reaccionar con el empuje del volante Cristian Márquez.

El técnico Carlos Calderón, quien optó por continuar dirigiendo al equipo esta temporada, intentó modificar su planteamiento y envió a la cancha al atacante Orlindo Ayoví. El delantero, sin embargo, estuvo impreciso en los remates al arco.

Ayoví tampoco se asoció con el mediocampista Danner Pachi, el boliviano que ingresó a los 43 minutos con la misión de generar mayor dinámica en su equipo.

Así, a Macará le bastó un juego que priorizó la marca para alcanzar la victoria. En el plantel ambateño, Kaviedes aún no repite la actuación del 28 de febrero, cuando marco un ‘triplete’ (tres goles) .

En cambio, Espoli, un equipo con una gran base de juveniles en el equipo titular, evidencia falta de poder ofensivo. Los policiales se quedaron con 12 puntos y están en la parte baja de la tabla de ubicaciones. Macará también sumó 12 unidades.

La figura

Geovanny Camacho sacó invicto su arco

El arquero tuvo intenso trabajo en el encuentro del sábado pasado. Geovanny Camacho evitó los remates de los atacantes de Espoli. El golero es suplente en su equipo, pero el sábado jugó desde el inicio.

La contrafigura

Juan Carlos Ferreyra pasó inadvertido

El delantero argentino de Macará no fue un aporte efectivo para su club. En el cotejo del sábado, el delantero no creó opciones de gol. En la segunda etapa fue reemplazado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)