6 de July de 2010 00:00

El ‘Loco ’ que anota goles clave y que ejerció como periodista

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
El Tiempo, GDA y Redacción Deportes

Un lanzamiento penal suyo puso a celebrar a los fanáticos uruguayos, el pasado viernes. Desde ese día, Washington Sebastián Abreu ha recibido elogios y criticas tras ejecutar el penalti definitivo, en el desempate que mandó a Uruguay a las semifinales del Mundial de Sudáfrica, algo que no ocurría desde México 1970.

El penal final contra Ghana fue una locura. “Alguien dijo, no se quién fue, la va a picar, y yo no quise ni voltear a ver”, contó Diego Forlán, el capitán uruguayo. Forlán estaba en el círculo central del campo y tuvo que esquivar la mirada para evitar que se le helara el corazón por culpa de su calculador compañero de equipo.

Y, efectivamente, Abreu la ‘picó’. Sin presión alguna, como si para él patear así en un Mundial fuera el pan de todos los días, la levantó suavecito por encima de la mano a destiempo de Richard Kingson, el portero ghanés.

Hoy el ‘Loco’ buscará una oportunidad para vencer el arco holandés en la semifinal ante Holanda.

“Son formas que uno tiene para cobrar. Esta fue la que creí más efectiva para poder engañar al arquero, que en definitiva es lo que se busca en un lanzamiento de estas características e importancia. De nada sirve patear el penalti duro, fuerte o colocado, si lo fallas. De nada sirve eso si no conviertes. Tampoco los árbitros te lo van a valer doble si lo pateas fuerte”. Así, con tranquilidad, reflexionó el artillero, de 33 años, nacido en Lavalleja, el 17 de octubre de 1976.

Pareció muy arriesgado por el momento, por la situación definitoria y en un Mundial'

Son técnicas que uno cree que son las correctas. Además, tenía el respaldo de mis compañeros porque ellos saben que me gusta ejecutarlos de esa manera y gracias a Dios, lo ejecuté así y se dio para festejar.

¿Uruguay no estaba para ser eliminado por Ghana?

Solo sé que se ha cumplido con un nuevo objetivo. Queremos seguir con el sueño y como hay un dicho en nuestro pueblo: si ya empezó el baile hay que seguir bailando. Todavía nos quedan partidos por delante.

¿Observó a Holanda? ¿Qué análisis puede hacer?

Va a ser duro. Es un rival dinámico, rápido y potente. Tiene jugadores desequilibrantes en el mano a mano, como Arjen Robben. Lo hemos analizado bien para buscar sus puntos débiles y además queremos potenciar las cosas buenas que hacemos.

¿Tienen suerte de campeón?

Suerte, no. Todo pasa por algo. En este equipo hay mucha fuerza, mucho sacrificio, mucha humildad, mucha dedicación y muchos sueños que empezaron en marzo del 2006. Achacar todo a la suerte no sería justo y hacerlo así de nuestra parte sería no valorar el trabajo. Estamos acá por méritos.

Abreu no es titular hoy, pero su palabra y su presencia son una referencia en la selección charrúa.

El ‘picar’ el balón en una definición es importante. Hizo lo mismo ante Brasil en la Copa América del 2007. Pero sus ‘locuras’ datan de mucho más atrás: hace tres años, confesó en una entrevista con Diario Olé de Argentina, que estuvo a punto de matar de un susto a su abuela cuando él tenía apenas cuatro años.

El padre de Abreu era policía y guardaba su revólver en el armario. Un día, el niño Sebastián decidió gastarle una broma a su abuela. Fue a la cocina y le apuntó con el arma.

“Entré y le dije: ¡Hola, abuela! ¡Pum, pum, abuela! Ella, claro, se desesperó; para colmo, nadie sabía si estaba cargada. La abuela se acercaba, despacio: “Pero qué lindo juguete. Dámelo a mí, así también hace pum. Al final se me acercó, me quitó el revólver y me metió una paliza”.

Abreu, quien antes de ser futbolista fue basquetbolista, también incursionó en el periodismo, le contó a Olé. En su natal Lavalleja, escribía artículos de fútbol y baloncesto para el diario El Serrano. “Hice función de periodista”.

Un día tuvo que enviar una nota sobre una final del torneo juvenil de básquet entre Libertad y Atenas.

“Debía mandar la nota del partido y entrevistar a la figura”. Abreu jugaba en Libertad y ese día tuvo una destacada actuación. Por ello, mandó una nota que empezaba diciendo: “De la mano de Abreu, Libertad ganó el título”. Además se entrevistó a sí mismo como la figura del juego. “Al director del diario no le gustó mucho”.

Sebastián Abreu es un ‘trotamundos’

En Uruguay: Debutó en el Defensor en 1994. También jugó en el Nacional en el 2001 y 2005 y fue campeón.

En México: jugó en Dorados , América, Cruz Azul, Tigres, Monterrey, Tecos y San Luis. En todos duró poco.

En otros países: River Plate y San Lorenzo (Argentina) Aris (Grecia), R. Sociedad... Hoy juega en Botafogo (Brasil).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)