20 de May de 2013 00:01

La llegada de Vasco causó bronca

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La relación entre los directivos y el cuerpo técnico y jugadores está desecha. El técnico Rubén Darío Insúa no quiso hablar de este tema el sábado, tras el 0-0 frente al Macará. Sin embargo, ayer quedó en evidencia la falta de simpatía que existe entre Insúa e Iván Vasco, presidente del Dep. Quito.

El directivo visitó ayer a los jugadores en el complejo de Carcelén para hablar sobre el tema de los sueldos. Ellos lo recibieron molestos por la falta de seriedad con la que se maneja el tema de los salarios atrasados. Insúa incluso evitó estrechar la mano de Vasco.

Eso sucedió en una de las contadas ocasiones que el presidente ha llegado al complejo. Insúa volvió a ver su rostro después de 30 días.

Tras aquel desplante, directivo, cuerpo técnico y jugadores mantuvieron una reunión en el interior del complejo. Según se pudo conocer, Vasco ofreció solucionar los tres meses de retraso en esta semana. Los jugadores insisten en que el dinero tendrá que llegar hoy.

Los chullas cumplen con una campaña interesante a pesar de los problemas económicos. El sábado, sin embargo, el Quito perdió dos puntos frente al Macará.

En ese partido, los chullas extrañaron a Federico Nieto, el goleador del club y del torneo nacional con 13 tantos. Así, a Insúa se le dificulta cumplir con el objetivo de esta etapa, que es el de clasificarse a la final del campeonato. A pesar de ese panorama, Insúa siente que no tiene nada que reprocharles a sus pupilos. "Más no se le puede pedir a este grupo", mencionó el técnico argentino después del partido.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)