29 de May de 2011 00:03

Lionel Messi fue la estrella de la final

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Barcelona de Lionel Messi, Andrés Iniesta y Xavi Hernández sigue haciendo historia. Ayer consiguió su tercer título de Liga de Campeones en cinco años, y el cuarto de su historia, tras derrotar por 3-1 al Manchester United.

El equipo de Josep Guardiola, el llamado ‘Pep Team’, dio un paso más para entrar en el selecto grupo de equipos que marcaron la historia del torneo, al nivel del Real Madrid de los 50, el Ajax de los 70 o el Milan de los 90.

Lo hizo gracias a los goles de Pedro Rodríguez (27’) , Messi (54’) y David Villa (69’) .Wayne Rooney había metido el miedo en el cuerpo del equipo barcelonista con un tanto en el minuto 34, que significaba el empate, pero Messi devolvió la ventaja y encarriló el triunfo a los nueve minutos del segundo tiempo en una jugada personal.

En Ecuador, la principal expectativa era la participación de Luis Antonio Valencia, el talento amazónico que juega por el Manchester United. El ‘Toño’ jugó todo el partido, aunque su presencia no gravitó mucho.

Primero como volante por derecha y luego como lateral, ante la salida de Fabio y el ingreso del portugués Nani, Valencia intentó aportar su juego para el equipo. Sin embargo, al igual que el resto de compañeros, Valencia y los jugadores del Manchester United fueron ampliamente superados por un Barcelona contundente.

Primero golpeó el cuadro catalán con un tanto de Pedro Rodríguez. Empató Rooney y en el estadio de Wembley se abrigaba un mejor resultado para el cuadro inglés. Sin embargo, el equipo español puso las cosas en orden en el segundo tiempo, teniendo a Lionel Messi como su mejor emblema y figura de la cancha.

Tras un pase de Andrés Iniesta, en el que dejó atrás al francés Patrice Evra, el argentino sorprendió al arquero holandés Edwin Van der Sar con un disparo desde fuera del área, que se coló casi por el centro de la portería.

El gol de la ‘Pulga’ hacía justicia al mejor juego del equipo azulgrana y permitía a Messi lograr su duodécima anotación en la competición, igualando el récord que tenía en la Liga de Campeones el holandés Ruud Van Nistelrooy, que marcó el mismo número de goles en el 2003 con el Manchester United.

Este gol, además el número 53 en 55 partidos, pone al argentino en línea recta hacia su tercer Balón de Oro consecutivo. De conseguirlo, Messi se convertiría en el segundo jugador, después de Johan Cruyff en lograr tres veces la Liga de Campeones (2006, 2009, 2011) y el premio a mejor jugador del planeta.

Villa puso fin al suspenso con el tercer tanto en el minuto 69, cuando el asturiano, tras un pase de Sergio Busquets, colocó el balón en la escuadra izquierda de Van der Sar, que se retiró ayer del fútbol tras este partido a sus casi 41 años, sin poder hacerlo como hubiera soñado.

El equipo inglés solo mostró su mejor juego en los 10 primeros minutos. El Manchester United aplicó muy bien la presión, intentando suministrar balones a Roooney y a Javier Hernández.

Manchester no dejaba pensar a los jugadores azulgranas en la primera fase del partido y solo en el minuto 11, tras una buena combinación entre Messi y Villa, en una acción que terminó con disparo del asturiano, llegó la primera aproximación de Barcelona.

Ese intento de Villa fue la señal de que la máquina azulgrana se había despertado. Xavi Hernández y Andrés Iniesta se las ingeniaron para escaparse a la presión del Manchester United y el festival barcelonista se puso en marcha desde ese momento.

El desarrollo del partido parecía una repetición de la final de la Champions de 2009 entre ambos equipos, cuando el Manchester salió con la misma autoridad en los primeros 10 minutos para acabar sucumbiendo ante la jerarquía del club español.

Al final del partido, Messi fue elegido mejor jugador de la final. Nada más anunciarse la noticia por los altavoces, Messi se dio un largo abrazo con el lateral francés Eric Abidal, que fue operado en marzo pasado de un cáncer de hígado y que fue titular en este partido tras aquella intervención quirúrgica.

Los jugadores de Barcelona tuvieron un gesto especial con ‘Abi’ como conocen al francés. El capitán Carles Puyol, quien no fue titular en este partido e ingresó en los últimos minutos, se quitó la cinta de capitán y se la puso a Abidal para que sea él quien levantara el trofeo como representante del equipo catalán.

Y así fue: el francés levantó la corona, visiblemente emocionado, mientras sus compañeros celebraban, gritaban eufóricos y levantaban sus brazos.

En tanto, los jugadores del Manchester United, entre ellos el ecuatoriano Valencia, recogieron sus medallas como subcampeones e inmediatamente se retiraron hacia los camerinos.

Ahora el ‘Toño’ deberá incorporarse a la Selección que realiza una gira por Norteamérica (Estados Unidos y Canadá). El próximo miércoles 7, el mediocampista jugará el partido ante Grecia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)