26 de November de 2013 11:07

Liga y Zubeldía, el uno para el otro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Luis Zubeldía, el Príncipe, es el nuevo entrenador de la alicaída Liga de Quito. Su misión será rescatar a un equipo que se llenó de gloria pero que suma dos años de acumular frustraciones y, ¡horror!, déficit deportivos y financieros. ¿Será una buena elección? Hay cinco razones para pensar que Liga y Zubeldía son el uno para el otro:

1. Zubeldía no ha ganado nada pero tiene hambre. Hasta ahora, este estratega no ha obtenido los títulos que lo consagren. Por supuesto, se trata de un técnico joven que tiene un enorme futuro y justamente esa es la apuesta de Liga: un profesional con hambre de ser un ganador. Y el hambre es lo que se ha perdido en la aburguesada Liga de ahora.

2. Explora en las canteras y en donde sea. Zubeldía siempre ha pulido a las joyas mal aprovechadas en las divisiones menores o en la banca. En Racing consolidó a Ricardo Centurión, Rodrigo De Paul y Luciano Vietto. Con Barcelona, fue parte de la estrella 14 al armar el equipo que quedó campeón, ya con Gustavo Costas en el timón. Zubeldía trajo a Narciso Mina, José Ayoví, Frickson Erazo, Jayro Campos e impulsó la contratación de los refuerzos Damián Díaz, Pablo Lugüercio y al colombiano José Amaya.

3. No se deja imponer nada. Zubeldía es dueño del proyecto. Se fue de Barcelona cuando los directivos le reclamaron por el empate 1-1 con Liga el 8 de abril. Zubeldía sintió que se rompió eso tan delicado que se llama respeto. Zubeldía dirigió 31 partidos, de los cuales ganó 16, empató dos y perdió siete. Se fue sentenciando: “Lamentó no estar en la foto del campeonato”. Los Paz le garantizan espacio, tiempo y respeto para su proyecto. Él sí estará en la foto del campeonato.

4. Sabe conectarse con el camerino. Su relativamente pasado de jugador, su claridad en las explicaciones, su contemporaneidad y su filosofía de unión y trabajo siempre generan que el plantel se una y le siga. Zubeldía es más que un jefe: es un líder. Por eso, podrá poner orden un equipo que se llenó de gloriosos pero añejos líderes que ya ni miran alto.

5. Le gusta trabajar a largo plazo. Liga siempre trae entrenadores para que se queden, para que formen, siembren y cosechen. Zubeldía necesita eso para ganar credibilidad en su propio país. En su último club en Argentina lo sacaron tras cuatro derrotas al hilo. Librarse de la inmediatez es lo que necesita para triunfar, con la ventaja extra que ya conoce el medio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)