15 de June de 2011 00:03

Liga y Deportivo Quito juegan un clásico por primera vez en Ibarra

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Marcelo Elizaga ayer se quitó los guantes de arquero y jugó como delantero, en la práctica del Quito, en Carcelén.

El golero decidió jugar en el ataque de su equipo para distraerse antes del trascendental partido de hoy ante Liga de Quito. El cotejo diferido de la fecha 11 del torneo local se juega a las 19:00, en el estadio Olímpico de Ibarra. Esto porque la Casa Blanca fue suspendida una jornada.

Los albos tienen 39 puntos en la tabla de ubicaciones y buscan el triunfo para superar al líder Emelec (41). Con eso, en el partido del domingo ante Olmedo, dependerían de sí mismos para ganar esta etapa del torneo.

La ‘AKD’ es tercera con 36 puntos y pretende el triunfo para igualar en puntaje a LDU y seguir con opciones de obtener el cupo a la final. El domingo, los azulgranas visitarán al Manta.

El ganador de la fase se clasificará a la final y obtendrá un cupo a la Copa Libertadores de América.

Elizaga y sus compañeros ayer cambiaron de ubicaciones en la cancha para evitar el estrés previo al cotejo. Ellos lo hicieron con la aprobación de Carlos Ischia, el entrenador argentino del conjunto azulgrana.

Elizaga falló un remate al arco y por ello fue ‘pifiado’ por su compañero Oswaldo Minda. “Vamos, Polaco. Esas opciones para anotar no las puedes fallar”, le dijo Minda, en el Complejo del club, en el sector de Carcelén.

Los jugadores Segundo Castillo y Fidel Martínez sonrieron al escuchar al mediocampista.

Luis Saritama no participó en la práctica recreativa. El mediocampista observó a sus compañeros desde un costado del campo de juego porque sufrió un golpe en el muslo de su pierna derecha.

Por ello, el volante solo realizó ejercicios de fisioterapia en el Complejo. Aún así, el médico Pablo Cisneros consideró que el mediocampista lojano sí podrá actuar ante los universitarios.

Ischia también mostró optimismo y confió en que el capitán del Quito actuará esta noche.

El DT, al igual que los jugadores, lució animado. “Intenté llamar a mi amigo El ‘Patón’ (Edgardo Bauza) para conocer qué alineación pondría hoy. Pero no contestó”, bromeó ante los periodistas.

El cuadro quiteño viajó ayer, a las 16:00, a Ibarra. En la noche, el cuerpo técnico tenía previsto revisar un video de la ‘U’.

Entre tanto, los jugadores albos se entrenaron ayer sin presencia de periodistas. El entrenador Edgardo Bauza eligió la alineación en el Complejo de Pomasqui, en las afueras de Quito.

El DT planea repetir el equipo que empató (0-0) el pasado domingo ante Barcelona.

Bauza delineó el plantel titular el pasado lunes. Ese día, reveló que incluirá en la nómina de jugadores a Carlos Luna.

El ‘Chino’ superó una lesión que sufrió hace dos meses y se ilusionó con volver a jugar. “He afrontado días difíciles, pero ya superé la bronca y quiero nuevamente estar en la cancha”.

El estratega argentino elogió a Ischia, a quien considera su amigo. Además, dijo que el juego de hoy sí es un clásico. El cotejo se realiza por primera vez en el estadio Olímpico de Ibarra.

El conjunto universitario se desplazó ayer a Ibarra, a las 17:00, y tenía previsto hospedarse en la hostería El Prado. La delegación regresa hoy a la capital y se concentrará el sábado para el encuentro ante Olmedo.

300 policías vigilarán la seguridad de los hinchas

A un día del clásico quiteño, los directivos de la Liga Deportiva Universitaria estuvieron en Ibarra, ultimando detalles previos al partido de hoy con Deportivo Quito.

Liga, que juega como local, envió a su personal de logística y seguridad con la meta de evitar que se produzcan enfrentamientos entre las hinchadas capitalinas.

Según Patricio Martínez, jefe de control y seguridad del estadio de Liga, se tiene previsto que no se encuentren las dos hinchadas en la parte exterior del estadio.

Los seguidores de la Academia ingresarán solamente a la general suroccidental, con capacidad para 2 500 personas. Los albos tendrán a disposición las localidades de general suroriental y norte, preferencia, tribuna y palco.

La Policía tiene planificado cerrar en un perímetro de 200 metros a la redonda el tránsito al estadio, ubicado en el norte de Ibarra. Los hinchas caminarán ese tramo hasta el escenario, con capacidad para 17 300 personas.

Edmundo Merlo, comandante de Policía de Imbabura, anunció que 300 efectivos policiales vigilarán la contienda, por ser un partido de alta expectativa. También pidieron refuerzos a Quito y a las Escuelas de Formación de Policía de San Pablo y Tambillo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)