6 de December de 2010 00:00

Liga puso orden y supo ganar al Emelec

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes

Liga venció ayer por 2- 0 a Emelec, en el partido de ida de la final del Campeonato Nacional 2010. Los goles fueron de Miler Bolaños, cuyos remates cruzados, al minuto 50 y al 90 + 3, marcaron la diferencia en un compromiso parejo en lo táctico y repleto de faltas, sobre todo en la primera parte.

Con esto, los albos del DT Edgardo Bauza obtienen la ventaja para el cotejo de vuelta, que será el próximo domingo, en el estadio George Capwell de Guayaquil. Liga nunca ha dado una vuelta olímpica en ese estadio por un título nacional (la dio en el 2008 por la Copa del Pacífico, un amistoso de pretemporada).

Emelec se va con desventaja en otro rubro: los goles de visitante, que podrían ser determinantes en caso de que empatara en puntos y gol diferencia. Si Liga pierde por 3-1, será el campeón de la temporada.

El árbitro Tomás Alarcón fue silbado por los hinchas y muy criticado por dirigentes de Liga, debido a sus errores. Alarcón, caracterizado por su estilo teatral, está al borde del retiro pero no pudo conducir con acierto la final. Rodrigo Paz, el presiente vitalicio de la ‘U’, acusó al árbitro de estar parcializado a favor de los visitantes.

Alarcón apenas pudo dirigir un compromiso que se caracterizó por los roces constantes, los reclamos de los jugadores de ambos equipos y por la descoordinación que tuvo con sus auxiliares. Llegó a pitar faltas que el juez de línea no señalaba, a pesar de que ocurrían frente a él.

Esto empañó una fiesta del fútbol, que convocó a 27 506 hinchas que pagaron su boleto (la mejor asistencia del año en el estadio Casa Blanca, incluidos los cotejos internacionales) y que enfrentó a dos rivales aplicados tácticamente, que dejaron todo en la cancha y que ofrecieron espec-táculo al público.

Emelec mostró sus mejores armas, orden y velocidad, además de una acertada marcación que complicó el trabajo de los creativos de Liga. Juan Manuel Salgueiro se dio modos para sortear piernas y empujones. Néicer Reasco complementaba por la derecha, pero el paraguayo Jiménez lo bloqueaba con pulcritud. Bolaños aplicaba el acelerador aunque le faltaba tocar mejor con Carlos Luna, que llegó disminuido físicamente a este partido.

En Liga no estuvo el artillero Hernán Barcos, que no pudo recuperarse de sus lesiones.

Aunque los azules del DT Jorge Sampaoli marcaron con inteligencia, aplicando relevos, pasaron algunos sustos. El mayor fue al minuto 22, cuando Ulises de la Cruz estrelló un tiro libre en el poste. Antes, el arquero del ‘Bombillo’, Xavier Klimowicz, atajó un remate de Bolaños.

La intensidad del cotejo aumentó a los cinco minutos de iniciado el segundo tiempo, cuando Bolaños derrotó a Klimowicz con un remate cruzado bajo, de izquierda a derecha, que venció a la eficiente zaga de la visita.

Emelec mantuvo el orden. Sampaoli sacó al ariete Joao Rojas pero mandó a otro, Leandro Torres. No quiso amarrar el 1-0 sino que buscó anotar. El arquero de Liga, José Francisco Cevallos, tuvo mucho trabajo, sobre todo cuando atajó un disparo de Jaime Ayoví, el máximo anotador del torneo con 23 tantos, que falló solo ante el experimentado guardameta albo.

Esta atajada creció a Liga, que se lanzó con todo en busca del segundo tanto. Pero no había fuerzas. Luna y Salgueiro salieron, afectados físicamente. Reasco ya no podía trepar. Sampaoli salía airoso con una línea de tres defensores que cortaba todo. Bauza se daba vueltas en su área técnica y se las ingeniaba para mantener el ritmo.

El 1-0 parecía cantado. Hasta que, otra vez, Bolaños apareció. Se juntó con el recién ingresado José Valencia y sacó otro remate cruzado, tan ajustado que se convirtió en gol, anotación que hizo estallar el júbilo de los hinchas blancos. Así, Liga ganó y tomó la ventaja para la final. En Guayaquil se verá si logra mantenerla en un estadio donde este año no ha podido ganar.

La figura

Miler Bolaños fue el salvador de los albos

El volante derrochó energía y talento para generar peligro a favor de Liga.  Marcó dos goles, se conectó con pases   con Salgueiro y Reasco, apiló rivales y aguantó la agresiva marca  de los defensas.

La contrafigura

Joao Rojas no aportó en el ataque azul

El seleccionado tricolor  fue cambiado para la segunda parte, tras exhibir un     bajo rendimiento. Solo se destacó  cuando quitó una pelota  al defensa albo  Norberto Araujo y generó una ocasión de gol.  De ahí, nada más.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)