Fútbol

Liga perdió y la hinchada pidió la salida del DT Bauza

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
5 de August de 2013 00:02

Decir que la hinchada de Liga de Quito salió del estadio un poco molesta, por la derrota frente al Manta, sería minimizar lo que sucedió dentro de la Casa Blanca, en el norte de la ciudad.

Ayer, los aficionados que se ubicaron en el sector de palco perdieron el control tras la caída 1-0 y exigieron la salida del técnico argentino Edgardo Bauza.

Con frases duras hacia el estratega, los hinchas desahogaron su malestar por la falta de resultados positivos. Y los reclamos no fueron palabras 'al aire', los hinchas criticaron a Bauza mirándolo a los ojos.

El estratega observó el cotejo desde unas de las cabinas, donde suelen ubicarse los periodistas radiales. Solo una ventana lo separó de los furiosos hinchas que además de insultarlo, le hicieron ademanes con las manos. Bauza escuchó las críticas pacientemente, pero antes de que el partido terminara y el malestar de la hinchada aumente, salió de la cabina.

Con la tercera derrota, dos empates y apenas una victoria en seis fechas, el discurso de Bauza ya no tiene acogida entre los aficionados. Hasta la semana pasada, el estratega hacía eco de su deseo por clasificar al equipo merengue a la final del torneo, donde ya está Emelec.

Ahora, la solución para un grupo de aficionados está en cambiar de DT. Independientemente de lo que suceda adelante, lo cierto es que Liga jugó bien ayer, al menos en el primer tiempo: manejó el balón a su antojo, presionó al rival en su área y también puso en apuros al guardameta Rolando Ramírez.

El talón de Aquiles del equipo albo volvió a ser la falta de definición. Solo en los 45 primeros minutos del cotejo, Néicer Reasco y Julián Benítez desperdiciaron tres claras opciones para anotar. Esos dos jugadores, incluyendo a Gustavo Bou, fueron reemplazados en la etapa complementaria.

Después del receso, el ritmo y los protagonistas del partido cambiaron. Manta dejó de ser el equipo sometido que se vio en los primeros minutos. Los pupilos del argentino Fabián Bustos lucieron agresivos, constantes… Así fue como anotaron el tanto de la victoria. El argentino Gabriel Méndez fue el autor del gol que sorprendió al golero Alexander Domínguez a los 74 minutos y el que desató la ira de la hinchada.

En ese preciso momento fue cuando una decena de aficionados se levantó de sus asientos y se dirigió a Bauza con molestia e incluso prepotencia.

Uno de los más osados usó palabras fuertes para hacer notar su enojo. Los más pequeños lo miraron con insistencia. El argentino no acudió a la rueda de prensa.

Aquel tanto sorprendió a todos, ya que el autor del gol apareció poco en la primera etapa, fue por eso que el argentino Bustos, cada vez que podía, intercambiaba palabras con él. Minutos antes de ese tanto, incluso, charlaron unos segundos minutos en el borde del aérea técnica.

En ese momento, el golero Rolando Ramírez estaba recostado sobre el césped, quejándose del dolor producto de una caída. Al final, el golero fue reemplazado en el minuto 72', dos minutos más tarde llegó el gol.

Con la aparente victoria en el bolsillo, Manta buscó nuevamente sorprender a Domínguez, a través de Méndez y del argentino Luis Miguel Escalada.

El equipo atunero pudo convertir un tanto más, pero la habilidad y la velocidad de José Madrid y de Norberto Araujo lo impidieron.

Escalada tuvo problemas para alcanzar el balón que sus compañeros le compartieron. A pesar de ello, Bustos salió feliz con los tres puntos, la cara opuesta que mostró su colega Bauza.

Al final del partido, el DT Bauza también fue criticado por los cambios que realizó. Los hinchas que se ubicaron en el sector de palco pidieron desesperadamente la salida de Paúl Ambrosi, que jugó todo el partido, incluyendo los ocho minutos que adicionó el árbitro José Luis Espinel.

El carrilero por izquierda tuvo problemas para controlar el esférico y por eso los hinchas repitieron "Que se vaya el cinco, que se vaya". Ese fue el número que Ambrosi ­lució en su camiseta.

El único momento en el que los hinchas parecieron satisfechos fue cuando ingresó el delantero Jaime Ayoví en lugar de Julián Benítez, en el minuto 56. Pero a pesar de ser del agrado de la hinchada, este jugador no le dio el peso ofensivo que Liga necesitaba. A Ayoví se lo vio ingresar en el campo de juego, pero después se perdió en la cancha. Este fue su primer partido, después de la lesión de tibia y peroné que sufrió en febrero.

Tras la caída en casa, el equipo universitario retorna esta semana a los entrenamientos en el complejo de Pomasqui. Allí, el técnico Bauza trabajará antes de su partido frente a Liga de Loja en el estadio Reina del Cisne.

Rolando Ramírez El golero controló el tiempo a su antojo El arquero del Manta fue un referente para sus compañeros. Todo el tiempo los animó a atacar. En el minuto 70 salvó a su equipo del empate. A pesar de sentir una molestia, que le ocasionó una tarjeta amarilla, el golero se esforzó para detener una pelota. Tras esa acción, el guardameta cayó y fue retirado del campo de juego en camilla. En el suelo permaneció por unos dos minutos, aquello le sirvió al técnico Fabián Bustos para repartir indicaciones a sus dirigidos. Dennis Corozo ingresó en el minuto 72 para reemplazar a Ramírez, que fue aplaudido por Bustos y el cuerpo técnico.

Julián Benítez El paraguayo perdió la chance de anotar El jugador paraguayo, la nueva contratación de Liga de Quito para esta temporada, desperdició dos oportunidades para anotar. En una ocasión intentó sorprender al árbitro José Luis Espinel reclamando un penal. El juez no cedió y continuó el partido. Benítez no pudo comunicarse con su compañero Gustavo Bou y finalmente dejó el campo de juego en el minuto 56. Su reemplazo fue el delantero ecuatoriano Jaime Ayoví. Tras salir del gramado, el delantero también recibió reclamos por parte de los insistentes aficionados que se ubicaron en los graderíos del sector de palco.

Para el 'Chucho'
Los jugadores de Liga de Quito y del Manta dedicaron ayer un minuto de silencio en honor a Christian Benítez, exseleccionado nacional que falleció la madruga del lunes 29, de Ecuador.

Los pupilos del técnico Edgardo Bauza lucieron un lazo de color negro en una de las mangas de la camiseta.

Durante el descanso, los aficionados observaron las mejores jugadas de Christian Benítez mientras jugaba en el América de México, donde fue tres veces goleador.

Descrición
Te sirvió esta noticia:
Si (0)
No (0)