23 de May de 2011 00:01

Liga celebró gracias a dos inspiraciones de Bolaños

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Miler Bolaños es un jugador talentoso y desequilibrante. Los miembros del cuerpo técnico de Liga dicen reiteradamente que si el esmeraldeño de 21 años fuese más constante en su juego (y en su preparación diaria) ya debería estar militando con éxito en el fútbol de Europa.

Incluso Edgardo Bauza, DT albo, quien no se caracteriza por elogiar demasiado a sus jugadores, ubica regularmente en los altares al volante esmeraldeño. Hace poco, le dijo a este Diario, que el juego de Bolaños es similar al de Ricardo ‘Bocha’ Bochini, uno de los símbolos de Independiente de Avellaneda, Argentina.

Bolaños no ha sido constante en su juego durante esta temporada. Sin embargo, y para suerte de Liga, ayer en la Casa Blanca apareció la mejor versión de su juego. El hábil ofensivo albo marcó la diferencia en dos jugadas claves y posibilitó el sufrido triunfo de Liga sobre el difícil y trabajador equipo de Imbabura.

Miler buscó el contacto permanente con Luis Bolaños y con Walter ‘Mamita’ Calderón. Los tres ofensivos albos disponían de pocos espacios para atacar, pues su rival se concentró en defender hasta con nueve jugadores.

El equipo ‘gardenio’ llegó a Quito con la misión clara de rescatar al menos un punto. Imbabura defendía con nueve jugadores y solo dejaba libres a Franklin Salas, ubicado como mediapunta y Orlindo Ayoví como delantero.

La propuesta del equipo visitante generó complicaciones a los albos, que solo pudieron prevalecer gracias a dos acciones del esmeraldeño Bolaños: la primera, a los 69 minutos, cuando, gracias a su gambeta y velocidad, esquivó a los jugadores de camiseta azul y centró para que el zaguero Christian Mercado marcara el autogol.

El pase de Bolaños fue tan preciso, que si el defensa del Imbabura no introducía el balón, ‘Mamita’ Calderón podía hacerlo, pues el ariete estaba bien ubicado en el área chica del equipo ‘gardenio’.

La segunda acción clave de Bolaños llegó a los 76 minutos, cuando logró desmarcarse por la izquierda y remató muy lejos de la ubicación del golero Johvanni Ibarra. Era el 2-0 con el que se liquidó el partido.

Con su aporte, Liga consiguió un triunfo fundamental en su intención de terminar como líder de la primera etapa del torneo. Mantiene una lucha cerrada con Emelec y Deportivo Quito para ganar la etapa y el cupo a la final del Campeonato, que se jugará en diciembre.

El partido tuvo dos etapas distintas: antes del primer gol, el equipo universitario dominaba las acciones, llegaba hasta cerca del área, pero era incapaz de someter a la zaga imbabureña. El segundo momento, más feliz para los albos, llegó luego del primer gol, cuando el equipo local pudo relajarse y tener el balón.

Tras los tantos, el cuadro imbabureño tuvo que adelantar sus líneas, aunque no tuvo la fuerza ni el arresto para intentar igualar el compromiso.

Pese a ello, hay que destacar la labor del Imbabura, un equipo formado por jugadores jóvenes, rodeados por talentos experimentados como Ibarra, un guardameta con oficio, que sabe manejar partidos y quemar tiempo cuando el resultado le favorece.

En la cancha, además de Ibarra, otro jugador experimentado generaba expectativa en el Imbabura: el ariete Franklin Salas, ex jugador e ídolo de Liga.

Sin embargo, el ‘Mago’ tuvo una actuación pálida durante el partido. Los zagueros de Liga, en donde militó por una década, lo conocen de memoria y siempre supieron anticiparlo: apenas generó dos opciones de peligro: un remate en el primer tiempo que contuvo con eficacia Alexander Domínguez y un mano a mano en el segundo tiempo, que solventó con esfuerzo el ingresado José Francisco Cevallos, quien ayer se despidió del fútbol.

Precisamente, el adiós de ‘Pepe Pancho’, opacó el regreso de Salas a la cancha de la Casa Blanca. Todo se centró en la despedida del guardameta nacido en Ancón, quien ingresó a los 74 minutos.

El desarrollo del partido estaba tan complicado, que por momentos incluso se dudaba de la posibilidad de que José Francisco Cevallos jugara el partido. La importancia de los puntos era clave para Liga y hasta la mitad del segundo tiempo, la opción de lograr la victoria era incierta. Pero llegó el tanto de Miler Bolaños e inmediatamente Bauza dispuso el ingreso de Cevallos, quien se llevó la ovación de los aficionados.

Ya con ‘Pepe Pancho’ en la cancha, Liga incrementó el marcador con esa segunda gran aparición del talentoso Bolaños.

Ayer el festejo fue redondo para los hinchas azucenas presentes en la Casa Blanca: Liga retomó la punta del certamen, tras el empate entre Emelec y D. Quito y Cevallos tuvo su gran despedida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)