13 de June de 2011 00:01

La Libertadores huele a nostalgia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Peñarol y Santos, dos de los clubes históricos de Sudamérica, jugarán por el título regional. Los uruguayos ganaron su última Copa en 1987. Los brasileños no son campeones del torneo desde 1963.

Son dos equipos considerados clásicos. Ambos forman parte de la historia del fútbol de América del Sur. Los dos también atravesaron un largo y duro período de decadencia, sobre todo por el apetito de los clubes europeos por jugadores cada vez más jóvenes. Pero Peñarol y Santos, contra los pronósticos generales, están de vuelta en la final de la Copa Libertadores 2011.

La primera final se la jugará el 15 de junio, en Montevideo. La revancha será el 22 del mismo mes, en Sao Paulo. Los dos partidos serán a las 19:50 de Ecuador.

Peñarol y Santos ya se enfrentaron una vez por el título de 1962 y debió definirse en tres partidos en los que actuaron dos jugadores legendarios: el brasileño Pelé y el ecuatoriano Alberto Spencer. En el primer cotejo final, (29 de julio en Montevideo), Santos se impuso 2-1, con goles de Coutinho. Spencer marcó el descuento.

En la revancha (2 de agosto en Sao Paulo), Peñarol se impuso 3-2 con dos goles de Spencer y uno de Sasía, mientras que los ‘peixes’ descontaron gracias a Dorval y Mengalvio. El empate en puntos y gol diferencia obligó a un tercer cotejo, jugado el 30 de agosto en Buenos Aires, que acabó 3-0 en favor de Santos. Marcaron Pelé (dos veces) y Omar Caetano.

49 años después, Peñarol tiene la oportunidad de vengar esta derrota, aunque las circunstancias son muy diferentes. De hecho, Santos solamente volvió a ganar la Copa en 1963, mientras que Peñarol no conoce la gloria continental desde 1987. Es que todo tiempo pasado fue mejor.

Peñarol
Con el alma de Spencer

Peñarol quedó unido a un ecuatoriano de apellido gringo: Alberto Spencer. Nacido en Ancón, ‘Cabeza Mágica’ marcó 48 goles para Peñarol que, sumados a los seis que consiguió para Barcelona, lo convirtieron en el máximo artillero de la historia de la Libertadores.

Spencer formó parte de un período glorioso de los albinegros, con siete títulos uruguayos, tres Libertadores y dos Intercontinentales.

Después de 1966, y sin Spencer, Peñarol ya no pudo repetir las actuaciones de antaño. Alcanzó los títulos de 1980 y 1987, hasta decaer por la crisis económica, la temprana transferencia de figuras al exterior y el auge de otros equipos.  Peñarol, que tiene 119 años de fundado, mantuvo su protagonismo en Uruguay, con  períodos de crisis (no hubo títulos entre el 2003 y el 2010).

La situación ha mejorado, aunque Peñarol no se parece a los cuadros de los años 60. De hecho, su campaña hacia la final de la presente edición de la Copa no fue tan buena como la de Santos. Comandado por el estratega Diego Aguirre (ganador de la Copa en 1987 como jugador), alcanzó  seis triunfos pero ha sido derrotado cinco veces. Su peor caída fue en Quito ante Liga, por  un 5-0 que hizo temer por el destino del equipo carbonero en el torneo.

Aguirre cuenta con figuras de gran calidad como los delanteros  Fabián Estoyanoff, Juan Manuel Olivera  y Alejandro Martinuccio, y los mediocampistas Matías Mier, Jonathan Urretaviscaya y Antonio Pacheco.

Santos
Pelé es la inspiración

Hablar de Pelé es hablar de Santos. Hasta la aparición de ‘O Rei’, el club del Estado de Sao Paulo, fundado en 1912,  no era conocido internacionalmente, aunque ya tenía gran presencia en su región. Con Pelé, Santos dominó los torneos estatales de los años 60 y también de la antigua ‘Taça’ de Brasil de esa década (un pentacampeonato histórico).

Santos era el equipo que rivalizaba con Peñarol en los inicios de la Libertadores. Tras los dos títulos de los uruguayos, Pelé y compañía cortaron esa racha al vencer a los albinegros en la final de 1962. Santos ganó el trofeo del año siguiente (con sus respectivas copas Intercontinentales) para luego entrar en un período de  declive.

Sin Pelé, Santos solo ganó un título fuera de Brasil:  la Copa Conmebol de 1998. En su casa,  el llamado ‘Peixe’ vivió un renacer con los trofeos nacionales del 2002 y del 2004, y el de la Copa Brasil del 2010. La final de la Libertadores es el acto final de un ciclo que recuerda años idos.

La campaña del 2011 de Santos ha sido mejor que la de Peñarol, su rival en la final.  Bajo el mando del DT Muricy Ramalho, acumula  seis victorias, cinco empates y una sola derrota, registrada en la fase de grupos, en Chile.

Lograr el título sería una excelente antesala para los festejos centenarios del Santos, que serán en el 2012. Ramalho confía en que  la victoria llegará gracias a la labor de sus estrellas

Jugadores destacados: Rafael (arquero),  Ganso (volate)  y, sobre todo,  Neymar (delantero) .

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)