14 de June de 2012 00:04

La liberación de los 14 hinchas de Barcelona se dilata más

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En este momento, Raúl M., de 20 años, estaría escuchando clases en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Guayaquil.

La última vez que fue a esa unidad académica, donde estudia Sistemas Multimedia, fue el pasado 18 de mayo, un día antes de que lo detuvieran junto con otros 28 hinchas de Barcelona, en los exteriores del estadio Monumental.

Él es uno de los más destacados de su promoción. Su promedio de notas es 9,5, según los registros universitarios. Su faceta académica la compartía con el asesoramiento informático.

Desde la Penitenciaría del Litoral, en Guayaquil, le envió hace una semana un mensaje a Rosa, su madre. En una nota, escribió: “Soy inocente, luchen desde afuera para que se haga justicia”.

La vida de Rosa y su familia se ha tornado una “pesadilla” desde la noche del pasado 19 de mayo. Ese día, antes de que su hijo saliera al estadio, ella le pidió que llevara su celular. Él se negó por temor a que se lo robaran, pero al final lo llevó.

Fue a ese teléfono al que ella llamó ese sábado, cerca de las 20:00, cuando vio que Raúl no regresaba a la casa. Después de varios intentos, le contestó una voz femenina. Aún no sabe de quién se trataba, pero fue la encargada de darle la noticia. “Su hijo está preso”, le dijo. “¿Por qué?”, le preguntó inmediatamente. “Hay un policía herido”, alcanzó a responderle antes de cerrar la llamada.

A Eduardo Ch. también le cambió la vida después de la detención de su hijo Douglas. Él perdió su trabajo en un crucero en las islas Galápagos. Le tocaba regresar a su empleo el 22 de mayo, pero no lo hizo.

A Douglas lo esperaban, el día de la detención, en la casa de su abuela, en la Isla Trinitaria. Ahí la familia había organizado una merienda. Había prometido regresar apenas finalizara el partido entre Barcelona y Macará, pero su plato quedó servido.

Douglas es estudiante de Agronomía en la Universidad Católica Santiago de Guayaquil. Faltó a clases durante su detención, pero recuperó su libertad el sábado pasado junto con otros 14 hinchas amarillos más.

Pese a eso, él y su padre continúan participando en las marchas y concentraciones de los 14 aficionados que aún se encuentran presos y cuyo proceso se está“dilatando más”, según el abogado defensor Héctor Vanegas.

Ayer el abogado presentó un recurso de amparo de libertad al presidente de la Corte de Justicia del Guayas, Francisco Morales. Esto debido a que el Juez Primero de Garantías Penales, Enrique Rodríguez, estableció una nueva audiencia para el 13 de julio.

Morales tiene 72 horas para convocar a las audiencias, según el Código de Procedimiento Penal. La defensa pidió que estas se realicen en la misma fecha.

Pedido de destitución

Los familiares   de los 14 hinchas  aún  detenidos presentarán hoy (10:00)  en el Consejo de la Judicatura  un pedido de destitución para los fiscales Antonio Gagliardo y Kléber Beltrán.   

Las marchas   y las concentraciones continuarán hoy en los exteriores de la Corte Provincial de Justicia. Los familiares y amigos de los hinchas canarios se reunirán en ese lugar a las 10:00.

Antes    de convocar a las audiencias, el presidente de la Corte  deberá solicitar el expediente del proceso y el informe que realizó el juez de Garantías Penales, Cristian Marín Lavayen, quien ordenó la prisión preventiva.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)