23 de April de 2014 21:33

7 lecciones del amistoso entre Ecuador y el falso Resto de América

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Luego de inefable partido entre la Tricolor B y el combinado de extranjeros que milita en la Serie A, es momento de las siguientes reflexiones.

1.  No sirvió de mucho. La artificiosa idea de que los extranjeros (mal llamados Resto de América) imitaran por 45 minutos a Suiza y otros 45 a Francia fue un fracaso. Vamos, que ninguno de los respetables conejillos de indias es Benzemá o Ribéry. ¿O qué esperaban, que jugaran como esos cracks solo porque llevaban sus uniformes? Hay una diputada que viste como el presidente de la República y no por ello alcanza la popularidad, el carisma ni la espontaneidad del mandatario. Por último, si se insiste en la idea de la simulación artificial, ¿para qué rayos juega el equipo que no irá al Mundial? Hay más cordura en San Lázaro.

2.  ¿Por qué nadie imitó a Honduras? ¿Se subestima al equipo de Suárez? Ojalá que no.

3.  Es posible que Armando Wila le haya sacado una ligera ventaja a Carlos Tenorio para ir al Mundial. Se lo tomó tan en serio que hasta lloró por su gol (¿de verdad se creyó que estaba jugando con Suiza en Brasilia?). Conmovedor. Tenorio, en cambio, no hizo méritos para llevar el 11 del ‘Chucho’. En el torneo local, Wila es más que el Demoledor, quien al parecer es más pinta que otra cosa.

4.  Checa falló en el gol de los foráneos, pero queda claro que es el central elegido, debido a los minutos que dispuso en cancha. A Cangá no se lo probó. No busquen más: parece inevitable que Ecuador cederá un gol en el primer tiempo por los nervios de algún central. Da igual a estas alturas.

5.  Este Ecuador B estuvo mal en la recuperación de balones. Pedro Quiñónez no aporta solución alguna a este problema. Si va, será como alternante; pero no hay espacio para este jugador, Edison Méndez y Luis Saritama juntos.

6.  En general, Luis Chiriboga quiso meternos miedo al decir que este partido se justificaba por esta verdad a medias: muchos legionarios están en problemas en sus clubes mientras que los que juegan en la Serie A tienen regularidad y están bien. Pero este amistoso salió al revés y más bien demuestra que los locales carecen del roce y la jerarquía que dan las eliminatorias y, mucho más, militar en el exterior. Este partido sirvió para descartarlos a casi todos. Pobres.

7.  Finalmente, el público se portó de manera extraña, cantando olé al equipo nacional. No era la despedida que esperaban los miembros de la Ecuafútbol: Quito riéndose a carcajadas de este espectáculo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)