10 de February de 2012 00:05

Los juveniles nutren a la Serie A

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Atrevimiento para jugar. Ese es el principal requisito que debe tener un juvenil para actuar en los partidos de la Serie A del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol.

Ese es el requisito que los entrenadores impusieron para elegir a los juveniles de este año. El Congreso de la Ecuafútbol determinó que los clubes deben ubicar a un Sub 19, al menos 45 minutos, en los cotejos de este año.

El objetivo es conformar una Selección para el Sudamericano Sub 20 del 2013.

Los juveniles se entrenan con el equipo de Primera y son elegidos para el equipo titular de acuerdo a las necesidades del entrenador.

Independiente y el Cuenca tienen a juveniles como parte de su filosofía. Los DT de estos equipos ubican hasta tres menores de 19 años en un partido del torneo.

Esto ocurrió en el primer partido del Independiente. El estratega Carlos Sevilla envió a la cancha a Leonel Ramírez, Fernando León y Júnior Sornoza.

En el club azuayo también existen varios juveniles. Sin embargo, el fijo es el lateral derecho Andrés López, quien suma 60 partidos en la Serie A. Luego, con 18 cotejos en el 2011 y uno en este año, está David Matute.

Detrás está el arquero Hamilton Piedra, quien ya debutó el año pasado. Tapó 12 minutos en el triunfo de los morlacos sobre Espoli (3-2). Otros juveniles, los defensas Giovanni Mogrovejo y Silvio Gutiérrez, se entrenan.

Mogrovejo estuvo en la banca, el domingo pasado, ante Barcelona; mientras que hoy, frente al Independiente del Valle, Matute y Gutiérrez estarán en la suplencia. Los cinco pertenecen a la Sub 18. Salvo Piedra, que es lojano, los demás son azuayos.

Según el DT Luis Soler, los cinco ascendieron por sus condiciones. El estratega destaca que en el equipo hay 14 menores de 22 años. Todos son parte del proyecto que tiene el club a largo plazo.

Soler destaca el trabajo que hace el equipo de Reserva para abastecer nuevos jugadores. Advierte que hay algunos jugadores que son de la Sub 16 y que ya están cerca del equipo de Primera.

En este año llegaron jugadores de diferentes clubes del país para ser parte de las formativas.

En otros equipos, los DT acudieron a juveniles para cubrir puestos. Por ejemplo, el DT albo Edgardo Bauza utilizó a Diego Hurtado, de 16 años, ante el Manta, el domingo pasado. Esto ante la repentina salida de Hernán Barcos y Carlos Tenorio, y la recuperación de Claudio Bieler, quien no podía jugar los 90 minutos.

Hurtado debutó la semana pasada, al igual que otros jugadores como Juan de Dios Lastre (Técnico) y José López (Macará).

El viernes 3, el DT Homero Valencia sorprendió al ubicar desde el inicio a López como lateral izquierdo, ante el Quito. “El jugador debe mejorar y corregir errores. Aún le falta madurez”, dijo el estratega de Macará tras el cotejo.

Fabián Bustos, de Técnico, apunta al aspecto personal. “A los juveniles se los aconseja a que administren su dinero”. Sobre Lastre expresó: “Es inteligente y sabe moverse en la parte frontal”.

En Emelec debutó Eddy Corozo, quien llegó al club a los 11 años. Ahí lo recibió el entrenador Rolando Simisterra. Él recuerda que Corozo era lateral derecho, pero jugaba esporádicamente como delantero. Ahora, es volante.

Entre tanto, Carlos Gruezo llegó a Barcelona una semana antes del inicio del torneo y en el primer partido contra Deportivo Cuenca, fue titular. Él llegó al cuadro canario por recomendación de su papá, que tiene su mismo nombre y es asistente del estratega argentino Luis Zubeldía.

Gruezo firmó contrato con los amarillos por una temporada . Según Zubeldía, tiene una virtud: “Puede jugar en varios puestos”.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)