2 de August de 2013 17:38

Justicia boliviana ordena libertad de cinco hinchas del Corinthians

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La justicia boliviana dictaminó este viernes, 2 de agosto, la “libertad pura y simple” de cinco hinchas brasileños del Corinthians investigados por la muerte de un joven boliviano durante un partido de fútbol, informaron a la AFP fuentes judiciales.

El juez cautelar Nº 3, Julio Huarachi, expidió la resolución para dar libertad a los cinco 'torcedores' brasileños restantes de un grupo original de 12 en detención preventiva desde febrero pasado en una cárcel de Oruro, 240 km al sur de La Paz.

“La libertad pura y simple se debe al sobreseimiento solicitado por la propia fiscalía por falta de pruebas” , dijo por teléfono a la AFP una fuente que pidió reserva.

Otros siete hinchas fueron también inculpados por el mismo hecho de sangre, aunque liberados a principios de junio pasado, pues no existían las suficientes pruebas de su participación en la muerte del joven hincha boliviano.

La liberación de los cinco brasileños, que debía ejecutarse a principios de semana, se retrasó por trámites procesales, a raíz de una apelación de la familia de Kevin Beltrán, el joven hincha muerto por una bengala en el rostro durante el partido entre Corinthians y el local San José por la Copa Libertadores-2013.

La semana pasada el fiscal del caso informó del sobreseimiento por delitos de homicidio, porque los elementos de prueba eran insuficientes.

La liberación será efectiva probablemente este mismo viernes luego que el juez entregó una resolución en ese sentido. Su salida de la prisión andina en Oruro, a 3.700 metros sobre el nivel del mar, era inminente.

“Los repatriaremos tan pronto como podamos” , explicó a la AFP una fuente de la embajada de Brasil.

Tras el incidente, ocurrido el 20 de febrero pasado, un joven de 17 años, identificado como E.A.M., hincha de Corinthians y que estuvo en Bolivia el día del partido, reveló en su país que él fue el responsable de activar la bengala que se incrustó en la cabeza de Kevin.

No fue detenido por no existir una causa en su país, aunque el fiscal boliviano, Rubén Arciénega, indicó que continuará el proceso legal contra él, sin precisar qué trámites diplomáticos utilizará para convocarlo o enjuiciarlo en la nación andina.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)