6 de May de 2014 00:02

Los jugadores franceses buscan consagrarse en sus respectivas ligas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Pablo Campos. Redactor  

El domingo, 4 de mayo, Paúl Pogba, la joya del fútbol francés consiguió el tricampeonato con el Juventus de Italia. En el 'calcio' no hubo rival capaz de frenar la marcha triunfal del equipo del DT Antonio Conte, en donde el jugador, de 21 años, es un baluarte: estuvo presente en 33 de los 35 partidos disputados por la 'Vechia Signora' y anotó siete tantos.

Pogba deberá cumplir dos partidos más con su equipo: el domingo ante la Roma y la próxima semana ante el Cagliari por la liga, aunque las posibilidades de ser suplente son altas, pues ya se logró el título El volante deberá incorporarse el 25 de este mes a los entrenamientos de la Selección, en el castillo de Clairefontaine, en las afueras de París.

Francia, al igual que las 31 otras naciones clasificadas, al Mundial, deberá acatar la semana de descanso ordenada por la FIFA para los jugadores que actuarán en el torneo. El descanso se cumplirá del 18 al 25 de mayo.Un día después, el equipo de Didier Deschamps comenzará el operativo del Mundial, en donde los galos estarán en el Grupo E con Ecuador, Suiza y Honduras.

Además de Pogba, hay otro habitual jugador que está prácticamente licenciado tras la exigente temporada europea: Franck Ribéry, quien hace tres semanas logró el título de la Bundesliga con el Bayern. El torneo en Alemania culmina este sábado, cuando el equipo dirigido por Josep Guardiola se enfrente con el Sttutgart, donde actúa el mediocampista tricolor Carlos Gruezo.

Ellos son los dos únicos habituales titulares del equipo francés que ya definieron su suerte con sus equipos. Los restantes nueve están en plena competencia: cuatro de ellos buscan ser campeones en las ligas de Francia (PSG) y España (Real Madrid); cuatro buscan su clasificación a la Champions o a la Europa League y solo Mathieu Debuchy del Newcastle de Inglaterra espera el final de su torneo para incorporarse a la Selección.

Estos jugadores afrontan la instancia final de sus torneos. Los preparadores físicos conocen a esta etapa como la curva más alta en el rendimiento. César Benalcázar, PF de El Nacional, considera que en este momento, el desgaste para los futbolistas que actúan en Europa es enorme: "es psicológico y también físico. No es lo mismo parar un campeonato que afrontar una final como en esas ligas".

Benalcázar explica que en el trabajo antes del Mundial, estos jugadores deben pasar por una transición, por una etapa para recargar baterías: los masajes, la dieta rica en carbohidratos y una serie de trabajos livianos acompañarán la primera semana de entrenamientos de las selecciones como la francesa.

Solo luego de esta etapa, los futbolistas estarán listos para buscar nuevamente su mejor forma futbolística. En el Mundial, los franceses se verán con la Tricolor en la última fecha del Grupo E: el 25 de junio en el Maracaná.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)