2 de September de 2013 13:18

El fútbol italiano vuelve a invertir en estrellas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Con el regreso 'in extremis' del brasileño Kaka al Milan se cierra el mercado en un "calcio", que tras los últimos años en los que la crisis le obligó a vender a sus mejores jugadores, ha vuelto a apostar por las grandes estrellas como los argentinos Gonzalo Higuaín y Carlos Tévez y el alemán Mario Gómez.

Salvo la marcha del Nápoles del uruguayo Edinson Cavani al Paris Saint Germain, y aunque aún lejos de sus años de oro, el "calcio" empieza a dar señales de recuperación y se prevé una temporada apasionante y reñida ya que todos los grandes equipos se han reforzado.

El mercado se animó justo tras terminar la temporada, con un auténtico baile de banquillos después de que el entrenador del Nápoles, Walter Mazzarri, decidiese marcharse del equipo y fichar por el Inter de Milán.

La marcha de Mazzarri forzaba la llegada al Nápoles del español Rafa Benítez tras su salida del Chelsea inglés, mientras que otro extranjero, el francés Rudi García, se sentó en el banquillo del Roma tras la destitución de Aurelio Andreazzoli.

Juventus y Nápoles han sido los protagonistas de este mercado y todo indica que serán los equipos a batir esta temporada, como han demostrado ya en las primeras jornadas con victorias y goleadas.

El vigente campeón, con la intención de ir a por la Liga de Campeones y sumar su tercer "scudetto" consecutivo, ya había cerrado en enero la llegada para esta temporada del español del Athletic de Bilbao Fernando Llorente.

Pero el gran fichaje del verano fue el del delantero argentino Carlos Tévez, por quien el Juventus pagará 12 millones de euros (unos USD 16 millones) al Manchester City y que firmó un contrato trienal de 5,5 millones de euros (USD 7,2 millones) por temporada más algunos pluses vinculados a objetivos.

Equipo que gana no se cambia y por ello el técnico del Juventus, Antonio Conte, ha preferido no realizar demasiados cambios en la plantilla y sólo se ha reforzado algo en defensa con la llegada del Torino de Angelo Ogbonna.

La verdadera revolución es la del Nápoles. El presidente Aurelio de Laurentiis decidió invertir los 64 millones de euros (USD 85 millones) que le pagó el equipo francés por Cavani y otra veintena más en dar a Benítez un equipo capaz de hacer sombra al Juve.

No sólo el banquillo del Nápoles habla español, ya que al club ha llegado desde el Real Madrid el delantero argentino Gonzalo Higuaín por el que se han desembolsado 40 millones de euros (USD 52 millones).

Al que se suman los también exmerengues, Raúl Albiol y José Callejón, así como el portero del Liverpool, el también español Pepe Reina.

Otros refuerzos para el Nápoles han sido el colombiano del Estudiantes Duván Zapata o el extremo del PSV Eindhoven Dries Mertens.

El último golpe del mercado lo ha dado el Milan que en 48 horas cerró el regreso del brasileño Kaká, que dejó el club milanés en 2009 para militar en el Real Madrid.
Kaká ha firmado un contrato por dos años a cuatro millones más pluses por temporada, respecto a los 11 millones que ganaba en el Real Madrid, y se suma a una delantera donde la máxima estrella es Mario Balotelli que llegó en enero desde el Manchester City por una cantidad que rondó los 20 millones de euros.

Para hacer sitio al brasileño, el Milan ha dejado marchar al ghanés Kevin Prince Boateng al Schalke 04 alemán, aunque "arrebató" a Alessandro Matri al Juventus.
También el Fiorentina se ha esforzado por reforzar su equipo y este verano han llegado el alemán Mario Gómez tras pagar 20 millones de euros al Bayern Munich, el español del Málaga Joaquín y otros como Alberto Aquilani o Josip Ilicic.

El Roma se queda sin argentinos tras la marcha de Erik Lamela (al Tottenham) y Pablo Osvaldo (al Southampton) y en su lugar han llegado Mattia Destro, el serbio Alem Ljajic y reaparece en el "calcio" el brasileño Maicon tras su etapa en el Manchester City.

El único gran equipo que no ha dado grandes sorpresas ha sido el Inter, exceptuando el fichaje del argentino Hugo Campagnaro procedente del Nápoles.

El Lazio se reforzó con Lucas Biglia (Anderlecht) y el brasileño del Santos Felipe Anderson, mientras que el Catania sigue apostando por los argentinos con la llegada de Sebastián Leto, Federico Freire y Fabián Monzón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)