17 de May de 2010 00:00

Inter ganó en Italia y va por la tripleta

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Milán.

El delantero argentino Diego Milito convirtió el domingo el gol que permitió al Inter de Milán conquistar su quinto título consecutivo en la Serie A, luego de vencer 1-0 a domicilio al descendido Siena.

Con la victoria, Inter consiguió el ‘scudetto’ 18 de su historia.

fakeFCKRemoveMilito definió con pierna derecha y convirtió a los 57 minutos, tras una buena jugada personal de su compatriota Javier Zanetti, quien al igual que su compañero lloró de emoción una vez que sonó el pitido final.

El gol fue también importante porque le permitió al ex delantero de Racing Club y Genoa consagrarse como máximo artillero de su equipo, con un total de 22 conquistas. El goleador del certamen fue el delantero del Udinese Antonio di Natale con 29 goles.

El escolta Roma cumplió su tarea y superó 2-0 como visitante al Chievo Verona gracias a los tantos de Mirko Vucinic y Daniele de Rossi, y saboreó el título en el entretiempo, cuando el Inter no podía doblegar al Siena.

De todos modos, el campeón finalmente ratificó su vigencia y finalizó en lo más alto de la clasificación con 82 puntos, dos más que la Roma.

El equipo ‘nerazzurro’, dirigido por José Mourinho, ya ganó este mes la Copa Italia también a expensas de la Roma y ahora tendrá la oportunidad de reunir un triplete de trofeos cuando enfrente al Bayern Munich en la final de la Liga de Campeones el próximo sábado, en Madrid.

Para muchos, gran parte del éxito se lo deben al técnico Mourinho, quien se ha convertido en una estrella pese a sus inconvenientes con la prensa italiana.

Mourinho atrajo a jugadores sin oportunidad en otros clubes, pero que podrían formar la pieza angular de la escuadra italiana.

Wesley Sneijder es el principal ejemplo. El holandés, quien no tuvo mayores oportunidades en el Real Madrid, ha dirigido el juego de los ‘nerazurri’ este año.

Precisamente, respecto al interés de los madrileños por contar con los servicios del lusitano, este afirmó ayer: “En este momento no soy tan egoísta como para pensar sólo en mí. Pienso sólo en el Inter y en mis jugadores. Después de la final de Madrid tendré tiempo para ser egoísta durante uno, dos o tres días, y pensar qué me haría más feliz profesionalmente”, declaró Mourinho.

Con Mourinho, Sneijder abasteció sin descanso a los goleadores del Inter, sobre todo a Diego Milito y a Samuel Eto'o.

De esta manera, Mourinho se convirtió en la estrella del equipo, porque supo transmitir confianza a sus jugadores para que respondan dentro del terreno de juego, sin perder en ningún momento la calma, como también se comprobó en las últimas jornadas, en las que la Roma luchaba también por el título de la liga.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)