21 de April de 2013 00:02

Independiente se frota las manos con sus jóvenes talentos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La Copa Sudamericana es el escaparate esperado por el Independiente del Valle. En ese torneo podrá exhibir a sus jóvenes talentos, para intentar venderlos y generar réditos económicos para el club.

El presidente de la institución, Michel Deller, siempre insistió en que la prioridad era proyectar talentos. "Luego vendrán los títulos". Y por fin llegará esa chance con su primera participación copera, que se disputará desde julio.

La nómina es amplia: Mario Pineida (20 años), Fernando León (20), Christian Oña (20), Júnior Sornoza (19), quienes participaron con las selecciones menores en mundiales y sudamericanos. A ellos se suman otros 'experimentados' como Jefferson Orejuela (20) y Luis Caicedo (21), que también son considerados por el DT Pablo Repetto en el plantel principal.

Ahora, otros cuatro jóvenes buscan abrirse espacio en el primer equipo: Miguel Parrales (17), Jonathan González (17), Bryan Sánchez (20) y Luis Ayala (20). Todos ya saben lo que es enfrentarse con los 'grandes' en la Serie A y no temen afrontar este nuevo desafío.

Los chicos comparten los mismos espacios que los mayores. Participan en las conversaciones sobre salarios y premios. "No existe ningún tipo de diferencia", aseguró Pineida, uno de los más experimentados de los jóvenes, quien debutó en Primera en el 2010 y jugó un Mundial Sub 20.

A ese grupo aspiran ingresar paulatinamente Parrales, González, Sánchez y Ayala. El primero fue una de las revelaciones el año pasado con la camiseta del Manta, en donde jugó a préstamo. Sus derechos pertenecen al Independiente desde noviembre del 2011.

Sonriente y muy distendido, el espigado ariete de 1,80 metros recordó su debut, justamente contra el cuadro de Los Chillos. En aquel cotejo un día antes del Día de la Madre, convirtió un gol de cabeza ante la salida de Librado Azcona, capitán de los negriazules.

"Estos son chicos que contagian con su entrega. Nos motivan en la cancha al verlos luchar de esa manera por su juventud", detalló el meta paraguayo, quien hoy se alegra de tenerlo de compañero.

González, que mide 1,70 metros, cumplió un proceso en el equipo. Él se unió en el 2010 y desde entonces se entrenó buscando su oportunidad, que finalmente se dio en el 2011 contra Deportivo Cuenca en Sangolquí. El equipo era dirigido entonces por el argentino Julio Asad.

"Me dijo que no tenga miedo", fueron las palabras que quedaron marcadas en su mente. Ahora, sus consejeros son Armando Solís, Édgar Balbuena y Luis Caicedo. Su posición es volante por derecha.

"Sería lindo si pudiera jugar en la Sudamericana, pero aún no hemos hablado de eso", aseveró el atacante con una sonrisa. Ese mismo anhelo tiene Sánchez, cuyas condiciones físicas y de posición son parecidas a las de González.

Este ibarreño debutó contra Liga de Loja, el año pasado, bajo la batuta de Carlos Sevilla. Las palabras que él recibió por parte del DT fueron: "Entra con confianza y haz lo mismo que en los entrenamientos". Sin embargo, solo pudo jugar los 20 minutos finales. También se unió al club en el 2010.

Finalmente, Ayala apareció como lateral izquierdo para ocupar el puesto que dejó Christian Ramírez, que viajó al fútbol alemán con 18 años. Es otro imbabureño que sueña con triunfar. Pasó por las inferiores de Deportivo Quito y Macará, pero Independiente lo hizo debutar este año.

Óscar Quagliatta, asistente de Repetto, indicó que el plantel aún no está pensando en la Sudamericana. Pero, afirmó que "es importante que los chicos se fogueen en Primera". El torneo internacional, sin duda, será su vitrina.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)