10 de February de 2014 14:40

Hoy es el cumpleaños de Radamel Falcao

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Este lunes 10 de febrero, Falcao está cumpliendo 28 años y para el cumpleañero solo hay un deseo general de parte del mundo del fútbol y del mundo normal: que se recupere y que tenga la posibilidad de jugar el Mundial de Brasil.

A pesar de terminar un gran 2013, el 2014 aplicó para Falcao el viejo adagio de ‘año nuevo, vida nueva’, pero no para bien del futbolista. (Vea aquí: Así celebra Falcao su cumpleaños.)

La idea era que el ‘Tigre’ tuviera un primer semestre del 2014 muy activo y con mucho ritmo de cara al Mundial de Brasil. No obstante, las cosas no han salido como se esperaban. El 22 de enero, en un partido por dieciseisavos de final de la Copa de Francia, Falcao resultó lesionado, se vio comprometido el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda y tuvo que ser operado el 25 de enero.

Esa situación cambió por completo los planes de Falcao para el 2014. Ahora, según José Carlos Noronha, médico que operó al colombiano, solo hay 55 por ciento de probabilidades de que García este en el Mundial. Él, por su parte, se ve muy animado y con todas las esperanzas puestas en su pronta recuperación, mejoría que todos en el país esperan.

Sus números, sus títulos, sus goles y sus actuaciones son las que confirman que Falcao merece jugar un Mundial de Fútbol, y que mejor que uno al que clasificó siendo figura de la Selección Colombia. A donde ha ido, ha sido figura, ha triunfado y ha dejado huella, y en esa línea, si pudiera jugar en Brasil, Colombia se ilusiona con la posibilidad de que esté en el torneo de la Fifa y brille con más intensidad que nunca, con más lucidez que con la que se destacó en Argentina, Portugal, España y, ahora, en Francia.

Los inicios del ‘Tigre’

El hecho de ver a su papá sufrir como defensa central pudo ser la motivación para que Radamel Falcao García comenzara a pensar en jugar al fútbol y a hacer goles. Es deportista por herencia, aprendió a meter la pelota en los arcos rivales por instinto y ahora, triunfa por tener talento puro.

El 'Tigre', como le pusieron en Argentina, llevó en el 2011 a Porto, de Portugal, al título de la Liga de Europa, y en el 2012 repitió la corona jugando con Atlético de Madrid, de España. En ambas ediciones del torneo fue el máximo goleador: 17 con los ‘Dragones’ y 11 con los ‘Colchoneros’. Y, además, en el 2013, terminó la Eliminatoria a Brasil-2014 con nueve anotaciones, lo que lo convirtió en uno de los jugadores base de Colombia en su clasificación al Mundial.

El 10 de febrero de 1986, en Santa Marta, dio su primer grito en este mundo, mientras su padre, Radamel García, era jugador de Unión Magdalena. Lo único que tienen en común como jugadores es el hecho de salir a la cancha y patear un balón, porque sus características dentro del campo son muy distintas. El primero, un defensa central, más bien rústico, y de pocos goles. El segundo, convertido en todo un goleador.

"Veía a mi papá en la defensa y me desesperaba, quería que subiera e hiciera un gol", dijo Falcao en el 2001, cuando jugó en su primera Selección Colombia, la Sub-17 que dirigía Julio Valdivieso. Y no fueron muchos los tantos de Radamel padre: 11 en 346 partidos.

En cambio, Falcao, desde pequeño, dio muestras de que iba a ser especial: a los dos años, le mostró a su padre que tenía dominio de balón. A los 13, marcó un récord del que pocos se han dado cuenta: es el jugador más joven en actuar en el fútbol profesional colombiano: tenía 13 años, 6 meses y 18 días cuando Silvano Espíndola, jugador y DT de Lanceros, lo mandó al campo para enfrentar a Pereira, el 28 de agosto de 1999. Con Espíndola, encontró a otro amigo: Dios. El argentino es pastor cristiano y Falcao siguió esa fe.

Pasos en Argentina

Su destino no estaba en Colombia. Poco después del Suramericano Sub-17 del 2001 se fue al River Plate, de Argentina, donde hizo las inferiores, después de pasar por Millonarios, su otro gran amor, sin que nadie le diera el sí para quedarse. Allá, en la octava división del club argentino, se ganó el apodo del 'Tigre', acuñado por uno de sus compañeros, Gonzalo Ludueña.

Esperó cuatro años para debutar en la primera división de River Plate, aguantó una lesión de rodilla y se despidió de la ‘Banda roja’ con un título, el del Clausura-2008, que celebró con la camiseta azul y blanca de Millos, montado en un carro de bomberos.

Otro equipo albiazul, Porto, lo recibió a mediados del 2009. Allí, consiguió una impresionante marca: máximo goleador en la historia de la Liga de Europa (antigua Copa Uefa) con 17 tantos. Y en total, en dos temporadas en Portugal, Falcao marcó 72 goles.

El fútbol no es su única afición. El béisbol y el twitter (su cuenta es @FALCAO) también ocupan muchas de sus horas. Incluso, mientras su padre vivió y jugó en Venezuela, alcanzó a jugar a la ‘pelota caliente’, pero el fútbol ganó la batalla.

En internet, suele hacer concursos sobre su pasado, como, por ejemplo, cuando preguntó a quién copiaba en la celebración de sus goles (al sueco Tomas Brolin) o cuándo marcó su primer gol en Argentina.

"El ‘pibe’ (joven) que no lo puede creer, el ‘pibe’ que no lo puede entender, el ‘pibe’ que piensa que está soñando", fue el relato de Sebastián Vignolo cuando Falcao hizo su primer gol en Argentina, fue en un River vs. Independiente, en el 2005.

La consagración

La frase aplica incluso en la actualidad, cuando tiene en su historial un torneo Clausura de Argentina con River Plate; dos Ligas, dos Copas y tres Supercopas de Portugal con Porto; una Copa del Rey con Atlético de Madrid; dos coronas en la Liga de Europa (con Porto y con Atlético de Madrid), torneo que lo tuvo como máximo goleador en dos ediciones consecutivas y en el que marcó en dos finales seguidas; y una Supercopa de Europa, con Atlético de Madrid. Falcao también es el jugador colombiano con más goles en torneos continentales europeos (38) y el primer futbolista nacional en marcar más de 100 goles en ligas europeas. Además, con la Selección Colombia ganó el Suramericano Sub-20 en el 2005.

En el año 2011, Atlético de Madrid le pagó 40 millones de euros a Porto por Falcao y lo convirtió en la transferencia más cara de un jugador colombiano en toda la historia. Y el ‘Tigre’ no desentonó, y el ‘Tigre’ demostró en la cancha que lo que se pagó por él fue un dinero muy bien invertido.

Con el cuadro ‘Colchonero’, Falcao jugó dos temporadas, marcó 70 goles y ganó tres torneos: la Liga Europa-2012, la Supercopa de Europa-2012 y la Copa del Rey-2013, campeonato que obtuvo Atlético después de 17 años de no hacerlo y venciendo a Real Madrid, equipo al que no le ganaba hacía más de 13 años, en la final jugada en el Santiago Bernabéu.

Falcao dejó huella en Atlético, y su estancia en el club se grabó en la memoria del colombiano, pues aparte de los títulos conseguidos, jugando para el ‘Colchonero’ fue que el ‘Tigre’ cogió más renombre internacional y se dio el lujo de formar parte del ‘Equipo Ideal de la Fifa’ del año 2012.

Y eso no fue todo, porque dejar huella no se demuestra solo con títulos o popularidad, también se manifiesta con momentos de cariño: cuando era un secreto a voces que Falcao pasaría de Atlético de Madrid a AS Mónaco, de Francia, los hinchas ‘Colchoneros’, en uno de los últimos partidos de la Liga española 2012-2013, le pidieron al colombiano, en el estadio Vicente Calderón, que no se fuera del club. Además, en el último entrenamiento del ‘Tigre’ con el equipo español, los fanáticos se despidieron de él con un mensaje claro: ‘Nunca olvides a Atlético y gracias por todo’.

Después de España, Falcao llegó a Francia en el 2013. Ahora juega para AS Mónaco, club para el que ha marcado 11 goles, y su traspaso al club francés terminó de confirmar lo que se sabía, que es el colombiano más caro en la historia: el ‘Tigre’ arribó al Principado por 60 millones de euros, cifra que lo ubica en la octava casilla de los fichajes más caros del fútbol. Y para terminar de completar un gran año, García clasificó con la Selección Colombia, tras 16 años de ausencia, a un Mundial de Fútbol.

Falcao finalizó muy bien el 2013, pero por su lesión, la que lo tiene en duda para el Mundial, el 2014 no comenzó de la mejor manera. Sin embargo, y a pesar de estar fuera de las canchas, el diario ‘Le Parisien’ le otorgó al ‘Tigre’ el título del jugador mejor pagado en Francia, con 1,2 millones de euros al mes libres de impuestos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)