2 de November de 2013 00:02

'Hasta los vecinos me reclamaban por la Tri'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En los rostros y expresiones del DT Reinaldo Rueda y de su cuerpo técnico es notoria la satisfacción por la meta cumplida. Ya pasó la "tensionante" fase de la eliminatoria y ahora se alistan para ir a "disfrutar" el Mundial, como admitió el preparador físico Carlos Velasco.

Ellos visitaron ayer las instalaciones de Grupo EL COMERCIO para compartir un almuerzo y contar detalles de lo difícil que resultó apuntarse directamente a Brasil 2014, privilegio que tienen solo 32 selecciones de las 209 afiliadas a la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

"Y eso es lo que debemos ponderar", resaltó el estratega de la Tri, que vistió de plomo y celeste. Sin embargo, declaró sentirse "sorprendido" ante la reacción de la afición ecuatoriana que "no parece contenta" ante la tercera clasificación mundialista de Ecuador.

Rueda admitió que ese ambiente le "impide disfrutar la clasificación" como quiere. Tampoco encuentra una explicación y solo especula en que la afición ecuatoriana quiere ver siempre exitosa a la Selección. De hecho, ejemplificó las situaciones que viven potencias como Uruguay, Portugal y Francia, que deberán buscar su boleto a Brasil a través de la repesca. "Y nosotros entramos directo".

Ciertamente conseguir este cupo fue complicado para la Tri, para el DT que asumió el cargo en septiembre del 2010. En su camino tuvo altibajos ante la resistencia de hinchas que dudaban de que lograría llevar a Ecuador a un tercer torneo ecuménico, que cuestionaron principalmente la continuidad de la línea colombiana.

La clave estuvo en el punto conseguido en La Paz, con el empate 0-0 ante Bolivia, coincidieron Rueda, Alexis Mendoza (asistente), Carlos Velasco (preparador físico), Pedro Zape (preparador de goleros) y hasta Pablo Román (encargado de los videos). Eso lo valoran más que el gol diferencia que lo mantuvo lejos de la repesca.

Ecuador inicialmente debió encarar ese encuentro con una base de futbolistas que militan en altitud de Quito. Ese fue el plan original. Mientras que para Colombia se ideó poner al plantel adaptado al llano y en el que están la mayoría de 'legionarios'. Pero todo cambió por temor a las críticas que podía recibir en ese momento. Por eso se decidió por poner al equipo estelar en ambos encuentros.

Mientras el DT hablaba para el portal web de este Diario, Velasco y Zape eligieron tomarse un café expreso. Mendoza y Román, en cambio, solo prefirieron agua. Aún sienten el dulce sabor de la clasificación, y ambos admitieron que hay cosas por mejorar. Un ejemplo es que los goleros que posee Ecuador son jóvenes, con mucha proyección, pero deben perfeccionar su faceta de líderes, de gritar más desde el fondo. "Eso lo ganarán con el paso de los años. Eso lo da la experiencia", aseguró Zape.

Otro factor que sí fue mencionado en la instancia final de la eliminatoria fue la ausencia de Christian Benítez. Julio fue un mes complejo para la Tri. El 2 murió la madre del psicólogo Orlando Narváez, el 5 se produjo el deceso del padre de Rueda y el 29 se dio la noticia de la partida del 'Chucho'.

"Quisimos no mencionarlo mucho, pero era imposible", contó Rueda, ya en el momento del almuerzo. En ese instante brotaron anécdotas y bromas sobre este proceso que hoy permite al cuerpo técnico seguir trabajando.

Una de ellas tuvo de protagonista al mismo estratega, quien vive en un conjunto del sector de Miravalle, cerca de Cumbayá. Allí, Rueda tiene poca relación con sus vecinos. Justamente, tras el empate ante Bolivia, una vecina se acercó a su domicilio para increparlo y decirle que gracias a él Ecuador quedaría fuera del Mundial. Al mes siguiente, la escena cambió drásticamente, la Tricolor volvió de Chile con la clasificación bajo el brazo y al regresar a su casa encontró una rosa en su puerta y luego la vecina volvió para disculparse y agradecerle. Así de dura fue la eliminatoria.

llegó y tuvo un golpe duro

12 días fuera de la Selección

"En la habitación de Luis Chiriboga (presidente de la Ecuafútbol) puse a disposición mi cargo. Esto fue cerca de las 02:00 (en la Copa América de Argentina 2011). Después de eso, prácticamente estuve 12 días fuera de la Selección. Esto fue en Córdoba, después de perder 4-2 ante Brasil. Nosotros nos íbamos y no queríamos ser obstáculos. Sí hubo esa propuesta de mi equipo, pero la directiva me retuvo. Desde entonces decidimos continuar. Claro que en esto fue clave el presidente de la República, Rafael Correa, quien pidió unidad al país. Vine con la ilusión de hacer una buena Copa América y de llegar al Mundial. Empezamos un nuevo proceso luego de la Copa, con la inclusión de nuevos jugadores que en la eliminatoria pasada solo fueron alternantes.

el inicio de la eliminatoria

La recuperación de la ilusión

"El inicio de la eliminatoria y todo el 2012 fue de recuperación. Fue clave el recambio generacional. Se titularizó a jugadores como Frickson Erazo, Juan Carlos Paredes, Jayro Campos, Christian Noboa, Jefferson Montero entre otros. Los buenos resultados en el inicio de la eliminatoria y el culminar el año entre los primeros… fueron factores determinantes con esa reingeniería. Conseguir el empate en Uruguay, el triunfo ante Colombia que venía de ganar dos partidos de visitante y el mantener la localía fueron resultados que ayudaron. Armamos un equipo sólido, una familia, con buena convivencia. Tuvimos a un 'Chucho' (Benítez) que fue recriminado en su momento, pero que para nosotros fue importante y ahora lo añoran, lo valoran, cuando ya se nos fue.

una mala racha

Los temores volvieron

"Antes del partido de Perú todos pensábamos que ya estábamos en el Mundial. Todos, incluido el cuerpo técnico, tuvimos que reflexionar y hacer una retroalimentación de lo que estaba pasando. Eso nos aterrizó a la realidad. Sí hubo un exceso de confianza en todo el grupo. Realmente el instante más duro fue en Lima. Vivimos momentos de duda, desconfianza, del entorno y de los medios de comunicación, que exigían resultados. También influyeron esos resultados adversos ante Alemania y España, que nos hicieron aterrizar a la realidad. Sin embargo, es lo típico y lo normal en un grupo joven y con solo tres jugadores con experiencia (Walter Ayoví, Segundo Castillo y Antonio Valencia). Fue muy saludable hacer un mea culpa en la instancia final".

el camino se abrió

La euforia y el reto Mundial

"Conservaremos la base que jugó la eliminatoria. Pero los jugadores saben que aún deben mantenerse. Saben que no pueden conformarse porque ya se clasificaron. En el camino pueden aparecer otros aspirantes. Estamos contentos porque cumplimos con el objetivo de llegar al Mundial. Ahora pensamos en ir a disfrutarlo. Ya veremos si llevamos jugadores jóvenes. De los nacionalizados, realmente todo aquel que tenga su documento en regla y esté en buen nivel tendrá opción de ser llamado Hay que ser realistas, todo dependerá de cómo lleguemos a mayo. Por lo pronto, todos somos campeones del mundo. Esperamos igualar o mejorar lo que pasó en Alemania 2006. En la delantera tenemos a un jugador efectivo como Felipe Caicedo".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)