13 de April de 2013 11:40

Los grandes regresan a la liga, pero siguen con la mente en Champions

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Barcelona y el Real Madrid afrontarán mañana, 14 de abril, la jornada 31 de la Liga española de fútbol sin varias de sus grandes estrellas y con una declaración de prioridades ya asentada hacia las semifinales de la Liga de Campeones.

El equipo dirigido por Tito Vilanova visitará al Zaragoza sin la presencia de estrellas como Lionel Messi, Sergio Busquets, Andrés Iniesta y Jordi Alba. En tanto, el Real Madrid visitará al Athletic de Bilbao en San Mamés sin el concurso de Mesut Özil y Alvaro Arbeloa.

La idea del equipo azulgrana es cuidar el físico de sus figuras después del duro esfuerzo del miércoles en el empate por 1-1 contra el Paris Saint Germain. El Barcelona chocará ante el Bayern Múnich el 23 de abril, por la ida de las semifinales de Champions, e intentará llegar al duelo con sus cracks en óptimo estado físico.

"Venimos de un partido de Champions muy duro, tenemos muchas bajas y jugadores muy castigados físicamente. Habrá que reestructurar el equipo, pero en la plantilla tenemos jugadores de nivel", analizó Jordi Roura, asistente de Vilanova. Messi volverá a ser el gran ausente del conjunto azulgrana, tal como sucediera en la jornada anterior contra el Mallorca.

El argentino forzó su lesión en el bíceps femoral de la pierna derecha en la última media hora del partido del miércoles contra el Paris Saint Germain y, casi con seguridad, permanecerá fuera de los terrenos de juego hasta el primer encuentro ante el Bayern. Por su lado, también se quedarán fuera del duelo ante Zaragoza Sergio Busquets, con fuertes dolores en el pubis, Andrés Iniesta y Jordi Alba, ambos marginados de la lista por precaución.

El Barcelona, que lleva dos encuentros de liga al hilo sin poder ganar como visitante, intentará al menos mantener la distancia de 13 puntos respecto al Real Madrid, cuando quedan 24 unidades en disputa. La prioridad por la Champions del equipo conducido por José Mourinho es aún más evidente.

El propio entrenador portugués declaró una y otra vez que la liga ya está sentenciada y para el choque ante el Athletic cuidará a miembros de la primera plantilla. El alemán Mesut Özil sintió molestias en el entrenamiento matutino de hoy, por lo que el cuerpo técnico decidió apartarle de la lista de convocados, al igual que Alvaro Arbeloa, quien padece fuertes dolores en su espalda.

También quedaron fuera el brasileño Kaká, que arrastra complicaciones musculares desde el choque ante Levante, y el ghanés Michael Essien, quien sufrió una sobrecarga muscular en la derrota por 3-2 contra el Galatasaray. "Özil estaba mal hoy y Arbeloa no ha entrenador por dolores en la espalda. Veremos cómo llegamos a la fase final de la temporada.

La idea es llegar en buena forma y conseguir nuestros objetivos", analizó Aitor Karanka, asistente de Mourinho. El Real Madrid visitará por última vez en su historia al mítico estadio del Athletic, San Mamés, que se dejará de utilizar a final de temporada.

En el escenario vasco, el equipo de la capital española disputó 163 encuentros, mientras que en la última temporada, los de Mourinho se consagraron campeones de liga después de una victoria por 3-0 sobre los conducidos por Marcelo Bielsa.

En otro encuentro, el Atlético de Madrid se enfrentará al Granada con la idea de mantener firme su lucha por el segundo puesto del campeonato. El conjunto dirigido por Diego Simeone intentará reencontrarse con el triunfo después de dos empates consecutivos, ante el Valencia y el Getafe.

Los rojiblancos prescindirán en el partido de Tiago Mendes y Arda Turan, ambos lesionados y fuera de la lista de convocados. El partido Rayo-Real Sociedad completará el día, mientras que el encuentro Mallorca-Celta cerrará la jornada el lunes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)