4 de July de 2010 00:00

Ghana tiene un legado de jóvenes figuras con talento

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Johannesburgo,

Ghana perdió por muy poco un lugar en las semifinales del Mundial de Fútbol 2010, pero puede volver a intentarlo dentro de cuatro años de la mano de una joven generación que brilló durante el torneo, capitaneada por jugadores como Andre Ayew, Kevin-Prince Boateng o Asamoah Gyan.

‘Dedé’ se convirtió en Ayew. No lo llamen más como el hijo de su padre (Abedi Pelé), porque a sus 20 años ya se hizo un nombre. Su patronímico ya fijaba un poco la atención sobre él, pero la acaparó por completo por derecho propio en los octavos de final frente a Estados Unidos, partido en que dio el pase para el gol decisivo en la prolongación (2-1).

Centrocampista izquierdo en el esquema 4-1-4-1 del entrenador serbio Milovan Rajevac, su asociación con Kevin-Prince Boateng contribuyó mucho a exigir a las defensas rivales y crear brechas y espacios, a veces intercambiando sus puestos entre ellos.

Boateng, el medio-hermano de Jerome, también se está posicionando para el futuro de este equipo. Después de jugar con los internacionales alemanes optó por el país de su padre, al ser llamado por Ghana apenas algunas semanas antes del torneo.

El jugador se integró bien en el equipo y sustituyó dignamente al gran ‘Black Star’, Michael Essien, lesionado para el Mundial en su rol de recuperador en el medio y percutor en punta. También se distinguió en su papel de medio algo ladeado junto a Ayew. A sus 23 años deja entrever un gran potencial y una gran condición física.

Un penal errado en el que Asamoah Gyan pensará durante toda su vida, el del minuto 121, que hubiera clasificado directamente a Ghana.

También fue el único ghanés que enfrentó a la prensa. “Me recuperaré, soy fuerte mentalmente” y lo demostró al anotar -en vano- el primero de los tiros desde los 12 pasos de su equipo en la tanda de penales.

Gyan también es joven (24 años) y por lo tanto perfectible. Tras haber estado bajo sus órdenes entre 2006 y 2008, satisfizo en grande a su entrenador, el francés Claude Le Roy, quien dijo de él que “es un mezcla entre (Didier) Drogba y (Samuel) Eto’o”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)