22 de July de 2013 13:49

Gerardo Martino de jugador profesional a entrenador exitoso

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Gerardo Martino, mejor conocido en el argot futbolístico como el ‘Tata’ Martino, es un exjugador de nacionalidad argentina cuya carrera futbolística la inició a los 10 años de edad en el club argentino Newell’s Old Boys. Martino nació en 1962 en la ciudad de Rosario.

Su  destacada trayectoria precisamente al frente de Newell’s Old Boys, equipo en el que se consagró en tres ocasiones, lo llevó también a dirigir la selección paraguaya de fútbol y el último club que dirigió fue a Newell’s durante la temporada 2012-2013 de la cual se consagró campeón del Torneo Final 2013 y avanzó hasta las semifinales de la Copa Santander Libertadores de América cuando fue eliminado por Atlético Mineiro en el compromiso de vuelta, en la tanda de penales.

Confeso hincha de Newell’s Old Boys, su debut en el fútbol profesional fue  precisamente en el club ‘leproso’ cuando tenía 17 años frente a Platense el 15 de junio de 1980.

En la temporada entre el 2007 y 2011 asumió la dirección técnica de la selección paraguaya con la que consiguió clasificar al Mundial de fútbol de Sudáfrica en 2010 y jugar la final de la Copa América 2011 efectuada en Argentina.

Su principal característica como jugador profesional fue el juego creativo así como el buen manejo del balón. Dentro de las estadísticas de Newell’s Old Boys, Martino es el jugador que más compromisos actuó con el equipo ‘leproso’ al sumar  505 partidos (convirtiendo 35 goles), y el que más títulos obtuvo con 4 (junto a Norberto Scoponi, Miguel Ángel Fullana y Juan Manuel Llop).

El primer título que obtuvo Martino con el club gaucho fue durante el Campeonato de Primera División en la temporada 1987-1988, cuando Newell's Old Boys obtuvo su segundo título nacional de la AFA (Asociación Argentina de Fútbol).  Ese plantel es recordado en el fútbol gaucho porque estuvo conformado tan solo por futbolistas provenientes exclusivamente del propio club, hecho único en el fútbol mundial. Integrando Newell’s Old Boys, jugó la Copa Libertadores de América de 1988, alcanzando la instancia final frente al Nacional de Montevideo.

En 1990, con Marcelo Bielsa como entrenador de Newell’s Old Boys, consiguió el título de Campeón apertura, lo que le permitió jugar la final con el ganador del torneo Clausura del mismo año. A finales de 1991, daría el paso al fútbol europeo integrando el Tenerife español  y con la camiseta 10. En el Tenerife, Martino jugó 15 compromisos en los cuales anotó un gol.

Para mediados del 91, regresó al Newell’s Old Boys para jugar el último compromiso del torneo Clausura de 1991 y defender los colores de su equipo derrotó a Boca Juniors por la mínima diferencia en un bravo compromiso. En 1992, durante el Torneo Clausura, obtuvo por segunda ocasión el Subcampeonato de América, cayendo en la final por penales con el poderoso Sao Paulo de Telé Santana. Al año siguiente lograría jugar junto a Diego Maradona en su paso por Newell's Old Boys.

En Newell’s se mantuvo hasta 1995, cuando impulsado por su sentimiento hacia Newell's Old Boys regresó para jugar durante una temporada más. Pero, en la interna del camerino, resurgieron los problemas con el presidente Eduardo J. López que obligó a Martino a cortar su carrera con la ‘lepra’. Su despedida del club se realizó con un partido homenaje en el estadio de Newell's, que estaba en refacciones, pero que presentó completa por sus seguidores -pese a un intenso temporal- la tribuna que luego llevaría su nombre.

Para la temporada 1996 ficha para el club chileno O'Higgins posteriormente para el Barcelona Sporting Club, donde culminó su carrera como futbolista.

La selección argentina

Martino tuvo su paso al mando de la selección albiceleste, debutando en el juvenil que se desarrolló en Ecuador contra la selección de Chile el 15 de febrero de 1981 donde se registró el marcador de 3-0. También fue convocado para jugar la selección de mayores en las instancias previas al Mundial de México en 1986, jugando algunos encuentros.

También fue convocado por Alfio Basile para disputar un partido contra la selección Mayor de Hungría el 19 de febrero de 1991. Martino ingresó en el segundo tiempo de este encuentro disputado en el estadio de Rosario Central, Argentina ganó 2 a 0 y fue el debut de Basile dirigiendo la selección gaucha.

Carrera como entrenador

Para 1998 y a menos de dos años de retirarse como futbolista comenzó su carrera como entrenador y su primer equipo para dirigir fue el Almirante Brown de Arrecifes que en ese entonces se desempeñaba en el Nacional B. Para conformar su equipo de trabajo convocó a dos ex compañeros de Newell's Old Boys, campeones en 1988: Jorge Pautasso y Jorge Theiler.

Desde el 2002 sería el turno de las ofertas del extranjero: Libertad de Paraguay sería su destino. Allí alcanzaría sus primeros éxitos como entrenador, obteniendo los Torneo Apertura y Torneo Clausura de 2002, y Torneo Apertura de 2003. A finales de 2003, fue contratado por Cerro Porteño, también de Paraguay, donde obtuvo los Torneos Apertura y Clausura de 2004, este último tres jornadas antes de la finalización del mismo.

Consagrado en Paraguay luego de obtener 4 torneos (los 3 últimos en forma consecutiva), Martino decide tomarse unos meses de descanso y renuncia a su cargo de entrenador de Cerro Porteño a finales de 2004. Para el 2005, regresó a Libertad, y de igual manera igual que en su primer período, se consagraría campeón de los Torneo Apertura y Torneo Clausura de 2006, alcanzando también las semifinales de la Copa Libertadores de ese año.

Participaciones en la Copa Libertadores de América

A fines de 2006, y producto de los campeonatos obtenidos con Libertad y Cerro Porteño, la Asociación Paraguaya de Fútbol le ofreció el cargo de entrenador de la Selección paraguaya, el cual aceptó.

Es así que Napout como nuevo titular de la APF confirma al "Tata" Martino como nuevo director técnico de la Selección paraguaya, en sustitución de Aníbal "Maño" Ruiz. Martino debutó de manera oficial en la Copa América Venezuela 2007, donde Paraguay superó a Colombia 5-0 y luego 3-1 a Estados Unidos, en el tercer y último partido del grupo fue vencido por Argentina 1-0 con gol de Javier Mascherano, a pesar de eso, Paraguay clasificó a los cuartos de final donde finalmente sería derrotado por México 6-0.

Su trabajo al frente de dicha escuadra nacional comenzó a hacerse efectivo a partir de marzo de 2007, el cual en septiembre de 2009 dio como fruto el acceso a la Copa Mundial de Fútbol de 2010.

En Sudáfrica, clasificó primero del Grupo F, en el que Italia quedó eliminado como último. Empató 1-1 con los "azzurri", le ganó 2-0 a Eslovaquia y empató 0-0 ante Nueva Zelanda. En su partido de octavos de final, el 29 de junio, logró clasificarse a cuartos de final por primera vez en su historia tras eliminar 5-3 en penales a la selección de Japón, luego de haber terminado los 90 minutos empatados sin goles. Finalmente, en un reñido duelo de cuartos de final, sería vencido (0-1) por el que más tarde se consagraría campeón del mundo, España.10

Más tarde, en la Copa América 2011 realizada en Argentina, Martino consiguió que Paraguay alcanzara la final del certamen continental donde superó y eliminó a sus rivales de grupo (Ecuador, Venezuela y Brasil). En la final Paraguay fue derrotado por Uruguay 3-0, y Martino decidió dar un paso al costado sellando una sobresaliente campaña al frente del seleccionado guaraní.

El 17 de noviembre del mismo año, Gerardo Martino se convirtió con 58 juegos disputados en el entrenador que más partidos dirigió a la selección paraguaya de fútbol, dejando tras de sí a Aurelio González.

Desde que asumió en febrero de 2007, Martino condujo al equipo albirrojo en 72 partidos, sumando oficiales y amistosos, de los cuales ganó 26, empató 24 y perdió 22. Sus dirigidos anotaron 84 goles y recibieron 62. Totalizó 102 puntos de 216 posibles, dando como resultado una efectividad del 48%.

Gerardo Martino de jugador profesional a entrenador exitoso

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)